España

Aznar: "Antes que España, se romperá Cataluña"

  • González remite al artículo 155 de la Constitución: "Si se vulnera, hay que dar una respuesta"

José María Aznar toma la palabra en un debate ayer junto a los también ex presidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. José María Aznar toma la palabra en un debate ayer junto a los también ex presidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

José María Aznar toma la palabra en un debate ayer junto a los también ex presidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. / Zipi / efe

Comentarios 2

Los ex presidentes del Gobierno Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero coincidieron en un rechazo rotundo al referéndum independentista del próximo 1 de octubre, a la vez que los acusaron de romper la convivencia en Cataluña.

"Antes que España, se romperá Cataluña", sostuvo Aznar en un foro de Vocento que congregó a los tres ex mandatarios en un debate protagonizado por el desafío independentista y la ley de referéndum. Para González, la presentación fue un "bodrio" realizado en un teatro que además sigue los pasos del Gobierno de Maduro en Venezuela. "Intentar acabar con su Constitución para, si no gana por los votos, ganar por las botas", censuró sólo unos minutos antes de que Zapatero abandonara la mesa redonda para viajar a Venezuela, donde actúa como mediador. "Que tengas cuidado", le advertió Aznar entre risas.

González recordó que tuvo que hacer frente a grandes desafíos en su mandato, subrayó que "Cataluña no será independiente" y, a partir de ahí, aceptó que se trata de "un problema para España", aunque cree que existen "vías" para una solución. "Ambiente para el consenso no parece que haya, pero en el año 77 había justito. Veníamos de tribus que no se habían visto nunca", dijo antes de que Aznar apostillase que entonces "los jefes de la tribu eran un poquito más llevaderos".

Cree González que sobre la mesa hay "una incitación clara a la sedición" con el anuncio de celebrar el referéndum. Pero remarcó que la acción del Tribunal Constitucional está limitada a declarar la vulneración de la Carta Magna y no puede dar ningún paso posterior. En cuanto a la aplicación del artículo 155 aceptó que es "afortunadamente ambiguo", pero que si la Constitución "se vulnera, hay que darle una respuesta. El problema es que asumir la responsabilidad política de cumplir y hacer cumplir la Constitución es bastante duro", reconoció.

Aznar, "al 95%" de acuerdo con este análisis, defendió que "la Constitución no es un problema, sino un gran activo para España", subrayó antes de explicar que es necesario "reafirmar" los principios y valores de la Carta Magna ante quienes quieren "quebrar las reglas de convivencia". Este proceso "va a acabar también demoliendo a Cataluña".

Zapatero se mostró convencido de que el problema de Cataluña es "superable" y "se puede resolver" igual que se llegó a un periodo de tranquilidad tras "30 ó 40 años en los que la angustia para el futuro de España era el País Vasco". Es necesario, según sus palabras, "hacer política" pero dar pasos "con inteligencia" para "ir conquistando a favor de esa convivencia". Y dejó claro que la soberanía del pueblo español es "inequívoca" y "no hay ningún atisbo de derecho a la autodeterminación ni tampoco lo habrá". De la misma forma que rechazó los referéndums como vía de solución porque sólo "dividen y quien pierde, pide la revancha".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios