Montero, nueva ministra de Hacienda

La profecía del Becerra

María Jesús Montero y Cristóbal Montoro. María Jesús Montero y Cristóbal Montoro.

María Jesús Montero y Cristóbal Montoro. / EFE

Martes 22 de mayo. La consejera de Hacienda de la Junta, María Jesús Montero, ministra del ramo inminente, acude a un foro de una caja rural andaluza donde se aborda el asunto del nuevo modelo de financiación autonómica. Montero acababa de defender en el Parlamento andaluz un sistema que concitó el apoyo de todos los grupos, desde Podemos al PP, menos el de sus aliados de Ciudadanos.

A la salida de la conferencia, unos cuantos dirigentes del foro (seis para ser exactos) invitan a Montero a almorzar en el restaurante Becerra. Magnífica elección, por cierto, de los rurales.

La consejera de Hacienda sostiene que las comunidades necesitan 14.000 millones de euros más para alcanzar la sostenibilidad de sus políticas esenciales: sanidad, educación y servicios sociales. Su fórmula pasa por destinar el 75% de la recaudación del IVA a las autonomías, en vez del 50% actual. Eso, y que la población sea el criterio real de reparto entre los territorios, sin matices que mermen su sentido.

"¿Quién pierde, entonces?" La pregunta surgió en Becerra. "Nadie, todas las comunidades ganarían tras el ajuste porque habría 14.000 millones de euros de más", responde. En realidad, con ese modelo, sólo perdería una comunidad uniprovincial y norteña, pero con 120 millones de euros se soluciona el asunto.

Y uno de los comensales insiste: "Entonces pierde la administración central". Y le propone el siguiente juego mental: "María Jesús, imagínate que mañana Pedro Sánchez es presidente del Gobierno y te nombra ministra de Hacienda. ¿De dónde recortas los 14.000 millones?"

En ese momento, la Montero, sevillana de 1966, en un gesto muy personal, mira al techo del Becerra, gesticula, vuelve a gesticular, sonríe de modo malicioso, pero como siempre ha sido una persona muy prudente, calla. En ese momento, ella tiene más opciones de ser la próxima Camarlenga del Vaticano que Sánchez de ser presidente. Pero los milagros existen. 

Es 22 de mayo, y María Jesús Montero responde: "Hay modos, siempre se puede rascar de un sitio u otro". Y sin subir los impuestos.

Pues eso, ministra, a rascar.

(Los entrecomillados son una recreación, pero son igual de ciertos)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios