España

Cerca de 200 refugiados llegarán a España a partir de mayo desde Italia y Grecia

  • El ministro de Interior recuerda que están preparando también el traslado de 385 sirios desde Turquía, pero el proceso será "más lento". El Gobierno está "muy alerta" ante el posible flujo migratorio hacia otros países como España.

El ministros de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado este jueves que "en los primeros días de mayo" serán trasladados a España unos 200 demandantes de asilo llegados inicialmente a la UE a través de Italia y Grecia, una vez que se haya concluido el proceso para verificar la seguridad de sus perfiles

"Si no es este mes, en los primeros días de mayo esas personas estarán identificadas y esos 200 reubicados procedentes de Grecia e Italia estarán en España", ha explicado Fernández Díaz en declaraciones a la prensa, a su llegada a una reunión de ministros de Interior de la UE en Luxemburgo. 

El ministro ha matizado después que, de estos 200 inmigrantes, 18 de ellos fueron ya trasladados a España a finales de 2015, fecha del último proceso de reubicación puesto en práctica por el Gobierno, en el marco del plan europeo para dar acogida en el resto de Estados miembros a 160.000 solicitantes de protección internacional llegados a Italia y Grecia. 

A este compromiso se suma la disposición para acoger en los próximos meses a 385 refugiados sirios instalados en Turquía, como parte del acuerdo que la Unión Europea ha cerrado con Ankara para que este país contenga el paso de inmigrantes a territorio comunitario

Fernández Díaz ha recordado que España prepara también el traslado de 285 refugiados sirios desde Turquía, a los que este jueves ha anunciado que se sumarán otras 100 plazas para iniciar la participación española en el sistema uno por uno, por el que la UE recibe a un refugiado sirio por cada deportado de esta nacionalidad a Turquía. 

En total, el ministro de Interior estima que "en estos meses" España dará acogida a un total de 585 refugiados, entre demandantes de asilo en Grecia e Italia y refugiados en Turquía, lo que revisa al alza la cifra de 450 personas que el Gobierno notificó en marzo a la Comisión Europea y al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). 

"Los procesos a veces van más lento de lo que deseamos", ha argumentado, al ser preguntado por las razones de que no se hayan concretado las reubicaciones anunciadas desde marzo. 

Fernández Díaz ha querido subrayar que este compromiso corresponde a los traslados que el Gobierno puede tramitar "estos meses" y que la cifra de reubicados y trasladados para este año "serán más". También ha explicado que los plazos para realizar los desplazamientos desde Turquía son "un poco más lentos", pero ha insistido en que "el ofrecimiento está hecho y la disponibilidad expresada". 

La Comisión Europea reiteró la semana pasada su llamada de urgencia a los Estados miembros para que agilizaran los trámites que permitieran poner en marcha los traslados, después de apenas hayan acogido a 1.145 refugiados desde que en julio del pasado año los 28 acordaran trasladar a 160.000 en un plazo de dos años.

Verificando los últimos pasos del proceso

En el caso de España, Fernández Díaz ha explicado que las autoridades griegas ya han entregado las identificaciones de 150 personas y el Gobierno italiano las de otros 50, por lo que los responsables en España están ahora verificando los datos de seguridad, último paso del proceso. 

El pasado año llegaron a suelo español 18 refugiados procedentes de Italia, por lo que restan 32 por viajar. En el caso griego, España ha validado ya "87 identificaciones", según ha confirmado el ministro, y trabaja para cerrar el resto. Así, el Gobierno "está en condiciones de traer" a 87 demandantes de asilo, pero Atenas ha pedido aplazar el viaje hasta completar las 150 plazas, con el objetivo de reducir costes. 

Fuentes comunitarias indicaron que en las primeras comunicaciones España rechazó al menos dos de las candidaturas.

Nuevas rutas

En cuanto al riesgo de que el flujo migratorio se desplace hacia los países del sur de Europa tras el cierre de la ruta de los Balcanes y de la implementación del acuerdo con Ankara, Fernández Díaz ha afirmado que el Gobierno está "muy alerta", "porque ese riesgo existe".

"El Mediterráneo es (un espacio) continuo, un todo, que cuando se cierra una puerta se busca otra salida", ha apuntado, para después explicar que los Veintiocho trabajan con la eventualidad de que la ruta del Mediterráneo central, desde Libia hacia la isla italiana de Lampedusa, "vuelva a tomar vitalidad". 

En este sentido, ha añadido que debe vigilarse igualmente la posibilidad de que la presión migratoria afecte también a España y ha asegurado que las cifras de llegadas irregulares se "triplicado" en últimas fechas, si bien ha admitido que en total se trata de "pocos centenares", ya que los números iniciales eran muy bajos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios