España

El PSOE plantea un aumento del gasto de 8.000 millones

  • El Presupuesto alternativo socialista prevé ingresos tributarios adicionales de 6.000 millones

Pedro Sánchez. Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez. / Luca Piergiovanni / Efe

Comentarios 1

El PSOE planteó ayer un Presupuesto alternativo al que ha presentado el Gobierno para 2018, que supone un aumento del gasto de 8.000 millones de euros, siempre que se consigan ahorrar 2.500 millones en gasto público, y que incluye partidas a favor de la política de empleo.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, presentó ayer el documento Hagamos un país mejor, aprobado por la Ejecutiva del partido y que será la base de la enmienda a la totalidad que presentará el grupo parlamentario socialista el 20 de abril.

La propuesta socialista contempla la subida del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) hasta el 26,5% para rentas de 150.000 euros y un tipo del 30% para los contribuyentes que obtienen más de 50.000 euros de base de ahorro y unas rentas superiores a 150.000 euros, con lo que la recaudación aumentaría en 400 millones y en 1.500 millones, respectivamente.

También, el alza del tipo mínimo de Sociedades al 15% para las grandes corporaciones, así como un nuevo impuesto a la banca del 8% y otro sobre beneficios desviados para evitar la evasión fiscal.

La modificación del Impuesto de Sociedades también conllevaría la revisión de exenciones y desgravaciones, y representaría una subida de la recaudación de unos 4.000 millones de euros.

Asimismo, proponen equiparar los tipos impositivos que soportan el gasóleo de automoción y la gasolina, sin afectar al gasóleo bonificado para los transportistas y agricultores, con el fin de recaudar unos 600 millones de euros anuales, que serían cerca de 2.140 millones en tres años y medio.

En total, el PSOE plantea unos ingresos tributarios adicionales de unos 6.500 millones de euros, a los que habría que sumar otros 1.500 millones procedentes de la lucha contra el fraude.

De esta forma se vería compensado el gasto adicional de 8.000 millones que propone el PSOE y que incluye partidas por valor de 4.500 millones de euros en favor de políticas de empleo y de formación y de protección social. En este sentido, los socialistas insisten en un Ingreso Mínimo Vital que iría dirigido a rentas de entre 7.100 euros y 17.238 euros anuales y que irían vinculadas a prestaciones de entre 600 euros y 1.800 euros.

El Ingreso Mínimo Vital supondría un gasto de 2.400 millones de euros y se sumaría a medidas en políticas activas de empleo, por valor adicional de 1.100 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios