Nuevo Gobierno del PSOE

Pedro Sánchez prepara un Gobierno de leales

  • Carmen Calvo y Ábalos serán los puntales del nuevo Ejecutivo

  • Habrá una presencia importante de catalanes del PSC

  • Alfonso Gómez de Celis puede ser uno de los ministros 

Comentarios 15

El presidente Pedro Sánchez prepara durante este fin de semana el diseño del nuevo Gobierno socialista y la no menos importante dirección del grupo en el Congreso. La minoría de los socialistas, con sólo 84 diputados, le obliga a un trabajo permanente para lograr acuerdos con Podemos y con el PNV, sus dos aliados preferentes. Aunque el Presupuesto de 2018 se aprobará en junio en el Senado, el Gobierno va a comenzar a preparar las cuentas de 2019 de acuerdo con un calendario que comenzará a correr en las próximas semanas. Según fuentes cercanas a Ferraz, el nuevo Ejecutivo no renunciará a ese Presupuesto, a pesar de las dificultades que se esperan, ya que necesitará el apoyo de Podemos, del PNV y de los independentistas catalanes.

Después de prometer el cargo ante el Rey este sábado por la mañana, Sánchez visitó Moncloa en compañía de quien ha sido su jefe de gabinete y será, por consiguiente, una de las personas que le asista en Presidencia: Juan Manuel Serrano. Este madrileño ya fue su principal colaborador en su primera etapa como secretario general del PSOE, y se marchó con él, a la Federación Española de Municipios. La periodista Maritcha Ruiz, de ascendencia gaditana, le ha acompañado desde los inicios, se marchó de Ferraz con él y se da por seguro que ocupará el puesto principal en comunicación.

Ábalos y Carmen Calvo

Los dos puntales del nuevo Ejecutivo serán José Luis Ábalos, valenciano y actual secretario de Organización, y la cordobesa y ex ministra Carmen Calvo. Se especula con que alguno de ellos, o ambos, pudieran ser vicepresidentes, aunque Pedro Sánchez tampoco puede dejar desnuda la dirección del grupo parlamentario. Si Ábalos no es ministro sólo sería porque necesita alguien de similar peso en el Congreso. Margarita Robles puede ser ministra de Justicia, aunque también suena el diputado andaluz Juan Carlos Campos, que fue secretario de Estado de esta materia con Zapatero.

Carmen Calvo es la secretaria de Igualdad de la dirección, pero ha ejercido como la responsable de la política territorial del PSOE, más incluso que Patxi López, que es sobre el papel el cargo llamado a ello. A Sánchez le gustan las intervenciones públicas de Calvo y aprecia cómo llevó con Soraya Sáenz de Santamaría la negociación para aplicar el artículo 155. Además, ha sido ministra. Lo fue de Cultura con José Luis Rodríguez Zapatero, aunque acabó mal con el presidente.

José Enrique Serrano ha sido jefe de gabinete con Zapatero y fue asesor de Presidencia con Felipe González, es un monclovita acreditado. Este diputado ha presidido la comisión parlamentaria encargada de analizar la renovación del modelo territorial español. Serrano ha sido una de las pocas personas que estuvo reunido en Ferraz con Pedro Sánchez el jueves anterior a la presentación de la moción de censura.

Gómez de Celis

Otra de ellas es el sevillano Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Este ex delegado de Urbanismo y de Presidencia del regidor Alfredo Sánchez Monteseirín fue uno de los primeros pedristas, una de las escasas personas que cenaron hace cinco años en un restaurante madrileño para programar lo que, al final, ha resultado como una exitosa, aunque accidentada, carrera del que entonces era un dirigente desconocido. En el PSOE y en el país. En esa reunión también participó el ex diputado gaditano Rafael Román. Celis puede entrar en el Gobierno, aunque Sánchez también tendrá que nombrar un delegado del Gobierno en Andalucía, alguien de confianza en una comunidad donde el partido no le es afín. El alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, puede ser esa persona.

El Gobierno de Sánchez contará con una fuerte presencia catalana, uno o dos dirigentes del PSC. La diputada Meritxell Batet, la alcaldesa de Hospitalet, Nuria Parlón e, incluso, el propio Miquel Iceta pueden ser ministros.

Una de las labores más delicadas del nuevo Gobierno es el inicio del diálogo con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ahora que se ha levantado el 155 como consecuencia del nombramiento de consejeros libres de asuntos con la Justicia. De ahí, la presencia catalana, aunque también podría entrar Patxi López con la misión de establecer mejores relaciones con el PNV.

Pedro Sánchez ha construido un grupo de nuevos dirigentes dentro del PSOE, debido a que lo más tradicional del partido le dio la espalda en dos ocasiones: la primera vez, en las primarias contra Eduardo Madina y, después, contra Susana Díaz. Su última carrera por el liderazgo socialista la hizo muy solo en cuanto a dirigentes conocidos, de ahí que cuenten con un grupo de leales construido en la adversidad.

Borrell y Narbona

Hay en el PSOE quien tampoco descarta una vuelta al Gobierno de los ex ministros José Borrell y Cristina Narbona. Sánchez quiere impulsar el Ministerio de Medio Ambiente y ambos son conocedores de la materia y han sido ministros. No obstante, una fuente del PSOE ha indicado que Borrell podría ser un buen ministro de Exteriores: del grupo de leales es el que cuenta con mayor experiencia internacional.

Borrel fue secretario de Estado de Hacienda en los primeros Gobierno de Felipe González, tampoco se puede descartar en el área económica, para donde también figuran Jordi Sevilla y el eurodiputado Jonan Fernández.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios