Aniversario de la Constitución

Sánchez apela a la Carta Magna y sus socios de investidura la repudian

  • El presidente en funciones invoca un "pacto entre diferentes" sin sacar los pies del tiesto de la legalidad

  • Trasladan a Barcelona la reunión del martes entre ERC y el PSOE

l presidente en funciones del Gobierno, Pedro Sánchez, en la conmemoración del Día de la Constitución este viernes en el Congreso de los Diputados. l presidente en funciones del Gobierno, Pedro Sánchez, en la conmemoración del Día de la Constitución este viernes en el Congreso de los Diputados.

l presidente en funciones del Gobierno, Pedro Sánchez, en la conmemoración del Día de la Constitución este viernes en el Congreso de los Diputados. / Ricardo Rubio (Europa Press)

Pedro Sánchez sigue avanzando hacia una investidura feliz, un debate y una negociación que llenan todo foro político y que ha monopolizado este viernes la celebración del 41 aniversario de la Constitución en el Congreso de los Diputados, donde, como es de costumbre cada 6 de diciembre, han brillado por su ausencia los representantes de partidos independentistas como Junts per Cat (JxCat), la CUP, BNG, PNV, EH Bildu o ERC, precisamente los potenciales socios del candidato socialista para salir airoso de un trance del que ya ha salido dos veces escaldado.

Un síntoma de que el entendimiento se abre paso entre los equipos negociadores del PSOE y ERC es que su tercera reunión, este martes, se celebrará en Barcelona.

El espíritu de consenso que alumbró la Carta magna en 1978 ya es historia y ha sido sustituido por un enconado debate sobre la manera de acomodar pluralidades esenciales como la vasca, la gallega y, no digamos la catalana, a la que se le ha quedado pequeño el retablo legal según los actuales mandatarios de la Generalitat.

De ellos, de partidos como ERC o, en menor medida, de Jxcat (casi descartado, pues se ha echado definitivamente al monte con peticiones en sumo maximalistas) depende el candidato socialista para salir airoso de una investidura que se le resiste desde que la intentara primero del brazo de Albert Rivera, en marzo de 2016, y a pecho descubierto tras romper con Unidas Podemos, el pasado mes de julio.

Sin propuestas de reforma

A diferencia de años anteriores, este aniversario de la ley de leyes ha estado exento de propuestas de reformarla, aunque los líderes han lanzado sus convenientes mensajes.

Apelando a ese espíritu de la Transición arrumbado en el baúl de los recuerdos, Sánchez ha invocado “un pacto entre diferentes para garantizar la gobernabilidad”, un contexto en el que sitúa la “solución” para resolver el “conflicto político” en Cataluña.

El acto de homenaje a la Constitución es siempre fiel a su guión (llegada de autoridades, disposición en la sala, intervención de la presidenta del Congreso y posteriores conversaciones informales), pero siempre da pie a un variado sinfín de dimes y diretes.

El presidente en funciones ha dejado claro que para satisfacer las exigencias de ERC no tendrá que sacar los pies del tiesto y ha reiterado que un hipotético acuerdo de investidura (y por ende de Presupuestos, otro talón de aquiles de la mayoría minoritaria de los 120 diputados del PSOE en el Congreso) no saldrá de los cauces del “marco de entendimiento” que representa la Constitución.

Los socialistas parecen empeñados en que la investidura se pueda culminar en segunda votación,, por mayoría simple, el 19 de diciembre, aunque uno de los vicepresidentes in pectore de la triada en ciernes, Pablo Iglesias, ha dejado claro este viernes que no pasa nada por quitar el pie del acelerador. “Que sea en enero, a mediados de diciembre o a finales de diciembre creo que al final no será lo crucial. La gente quiere que haya Gobierno pronto y a mí me gustaría que haya Gobierno pronto, pero si tiene que ser en enero, que sea en enero”, ha manifestado el líder de Unidas Podemos, otro antiguo entusiasta de la reforma de la Constitución y que ahora la pasea como su biblia allá donde va.

No es el caso -la satanizan- de otros puntales -menores, pero básicos- de Sánchez para su presunta investidura a la vista.

Torrent (ERC): "La Constitución se ha convertido en un corsé que frena las legítimas aspiraciones del pueblo de Cataluña"

Desde ERC, el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha denunciado este viernes en Twitter que la ley fundamental de 1978 se ha convertido en un “corsé”, un “límite de hierro” que “frena las aspiraciones legítimas” de Cataluña y de otros colectivos del Estado.

La Constitución es otra rémora para el PNV. Su portavoz, Aitor Esteban, ha recordado por su parte que en Euskadi fue aprobada solo por el 30% del censo y ha denunciado  que, para colmo, “las posibilidades de ese texto se han ido devaluando”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios