España

Tensión en el último pleno de la legislatura por el accidente del Alvia

  • La portavoz de En Marea reprocha un "pacto de silencio" entre PSOE y PP porque Blanco inauguró la línea, y Pastor puso en marcha el tren. El PP expresa que las víctimas estaban siendo "manipuladas" con fines partidistas.

Comentarios 3

El último pleno de la XI legislatura ha vivido momentos de tensión con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el portavoz del PP, Rafael Hernando, como protagonistas, a cuenta del accidente ferroviario del Alvia de Santiago de Compostela, en el que murieron ochenta personas. La Cámara baja debatía la solicitud del grupo parlamentario de Podemos-En Comú Podem-En Marea, de creación de una comisión de investigación parlamentaria que esclarezca las causas del siniestro y depure las correspondientes responsabilidades políticas.

En presencia de familiares de las víctimas que se encontraban en la tribuna de invitados, la portavoz de En Marea, Alexandra Fernández, ha arremetido contra Hernando por asegurar, según su versión, que las víctimas estaban siendo manipuladas con fines partidistas. "Le aclaro a Hernando que a las víctimas no nos manipula ni utiliza nadie. Es una falta de respeto a la democracia, a la inteligencia y a las víctimas", ha denunciado.

Fernández ha denunciado el "pacto de silencio" entre el PSOE y el PP sobre el accidente, porque el socialista José Blanco inauguró la línea, y la popular Ana Pastor puso en funcionamiento el tren y "desconectó" durante su mandato el sistema de seguridad. "Nunca mais", ha proclamado la diputada de En Marea, que ha avanzado que seguirá luchando "por el derecho a la verdad" y la "depuración de responsabilidades".

Al bajar de la tribuna, Fernández ha entregado una copia de un documental sobre el accidente a Hernando, ante la ausencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y sus compañeros de partido han exhibido camisetas con el lema "verdad, justicia, no más mentiras".

Rafael Hernando ha pedido la palabra por alusiones, y ha vuelto a acusar a Podemos de intentar sacar "réditos políticos del dolor de las víctimas". Ha dejado claro que Podemos no puede dar "lecciones" ni de víctimas de accidentes, ni de víctimas del terrorismo, cuyos autores ahora defiende el partido de Pablo Iglesias.

Como un resorte se ha levantado Iglesias de su escaño, denunciado a gritos que era "vergonzoso" lo que acababa de escuchar. El presidente del Congreso, Patxi López, no le ha dado la palabra y ha decidido zanjar la polémica continuando el debate con el siguiente orador, el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, que ha pedido calma a la bancada del PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios