Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

España

Vox atasca los pactos de la derecha mientras endurece su discurso contra Cs

  • Abascal avisa de que se hará el "harakiri político" antes que ser "cómplice de la tomadura de pelo ni del cordón sanitario"

Las delegaciones de PP y de Vox se reúnen en Madrid para alcanzar pactos poselectorales. Las delegaciones de PP y de Vox se reúnen en Madrid para alcanzar pactos poselectorales.

Las delegaciones de PP y de Vox se reúnen en Madrid para alcanzar pactos poselectorales. / Kiko Huesca / Efe

Fiel a su estilo grandilocuente y tremendista, el presidente de Vox, Santiago Abascal, lanzó este martes otro órdago, otro aviso a navegantes: se hará el "harakiri político" antes que ceder a lo que considera un chantaje de Ciudadanos. El partido de Abascal atasca de esta manera las negociaciones que culminarían en un acuerdo suscrito por la derecha para gobernar en varias comunidades autónomas –siguiendo el modelo andaluz– y en el Ayuntamiento de Madrid.

Abascal recordó a Ciudadanos que su formación no se ha opuesto a que Begoña Villacís sea alcaldesa de Madrid o Ignacio Aguado presidente de la Comunidad madrileña e insistió en que lo que plantean es "un acuerdo global" porque la "alternativa ideal es el tripartito [PP, Cs y Vox]". El líder de Vox también desmintió que se haya reunido con el secretario general del PP, Teodoro García Egea, para pedir consejerías en la Comunidad de Madrid a cambio de apoyar a la popular Isabel Díaz Ayuso.

Abascal hizo hincapié en que su partido no apoyará gobiernos donde haya miembros que no quieran sentarse con ellos a dialogar y reiteró que es "hipersensible" ante lo que percibe como un chantaje, "y ante el chantaje, prefiero el harakiri político".

En términos similares se expresó el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, que acusó a Ciudadanos de estar buscando "una excusa" para pactar con el PSOE, "y esa excusa han pensado que es Vox". De esta forma se refirió a la posibilidad de alcanzar pactos poselectorales con el PP y Ciudadanos, formación que no quiere sentarse a dialogar con el partido de extrema derecha.

"Rivera tiene un problema para cada solución, y nosotros ofrecemos soluciones para cada problema", dicho Espinosa de los Monteros, que apuntó a que "puede haber muchas opciones" incluso aunque Ciudadanos no quiera negociar.

Mientras tanto, el PP maniobra. En Madrid con Vox y en Zaragoza con los naranjas, el PP logra acercar posiciones gracias a sendas reuniones tras las que sus representantes destacaron, sin concretar, que existe un espacio común de entendimiento y que sobre ese espacio es posible construir un mismo programa.

Más de dos horas estuvieron reunidas en el Congreso una delegación del PP, encabezada por su secretario general, Teodoro García Egea, y otra de Vox, al frente de la cual estuvo Espinosa de los Monteros.

La cita en Zaragoza duró casi tres horas. En ella participaron el líder de los populares en Aragón, Luis María Beamonte, y el candidato de la formación naranja a la presidencia autonómica, Daniel Pérez Calvo, por otro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios