El fin de ETA

Zoido: "No habrá conversaciones, negociaciones ni compensaciones con ETA"

Juan Ignacio Zoido. Juan Ignacio Zoido.

Juan Ignacio Zoido. / efe

Comentarios 1

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha garantizado que no habrá "ningún tipo de conversaciones, negociaciones ni compensaciones" con ETA, cuya disolución "completa, real y efectiva" verificarán y certificarán las fuerzas de seguridad.

"Que ETA asuma que ha fracasado y no ha conseguido ninguno de sus objetivos es algo lógico y positivo, pero también llega muy tarde y de un modo incompleto", ha asegurado Zoido en el pleno del Senado, donde el senador socialista Antonio Julián Rodríguez Esquerdo le ha preguntado sobre el anuncio de desaparición de la banda terrorista.

Una noticia que, a juicio del ministro, ETA ha tratado de mostrar como una decisión voluntaria, cuando la realidad es que ha sido derrotada por las fuerzas de seguridad, jueces y fiscales, la colaboración internacional y el papel "imprescindible" de las víctimas, con quienes el Gobierno tiene un compromiso "ineludible" que pasa por garantizar y respetar su memoria, dignidad y justicia.

Zoido ha recordado que a la banda aún le queda arrepentirse, "pedir perdón a todas las víctimas", pagar las deudas contraídas con ellas y colaborar con la Justicia.

"Porque podrán desaparecer esas siglas pero no los delitos, el dolor de las víctimas ni la responsabilidad penal por los asesinatos", ha dejado claro el titular de Interior, convencido también de que se debe imponer el relato de la verdad, el de unos terroristas sin escrúpulos que asesinaron a más de 800 víctimas inocentes sin importar si eran niños o mujeres.

Durante su intervención, Zoido ha recordado atentados como los de Hipercor o la casa cuartel de Zaragoza y a asesinados como el concejal del PP Miguel Ángel Blanco, los socialistas Enrique Casas e Isaías Carrasco o los guardias civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá, los últimas víctimas de ETA en España y cuyas familias todavía no saben quienes fueron sus asesinos.

"No vamos a consentir ni relatos mentirosos ni que se quiera fomentar el olvido", ha concluido el ministro, en tanto que el senador socialista ha destacado que, como de la "claudicación" y posterior escenificación de ETA la sociedad no esperaba nada, ahora no es tiempo de hablar de una banda de "bandoleros" asesinos.

Toca, ha añadido, recordar a "los que cayeron asesinados, sus familias, los que sufrieron aislados y en soledad", a los policías y guardias civiles, a los políticos, o a los jueces y fiscales.

"Sin excepción es la hora de recordar a todos los que sufrimos algo que nunca debió ocurrir, que unos mataban mientras otros sufríamos, resistíamos o morían", ha continuado Esquerdo, antes de ser interrumpido pro aplausos para acabar su intervención apelando a una mirada hacia un futuro "de recuerdo y de libertad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios