La crisis catalana

C's, PSC y PPC exigen al soberanismo que "no repita" los errores de año pasado

  • Los tres partidos constitucionalistas lamentan la aprobación de la "infamia" y el "disparate" de las llamadas leyes de desconexión

José Manuel Villegas, Lorena Roldán, Carlos Carrizosa, Albert Rivera, Inés Arrimadas, José María Espejo-Saavedra, Sonia Sierra y Fernando de Páramo, ayer en B arcelona. José Manuel Villegas,  Lorena Roldán, Carlos Carrizosa, Albert Rivera, Inés Arrimadas, José María Espejo-Saavedra, Sonia Sierra y Fernando de Páramo, ayer en B arcelona.

José Manuel Villegas, Lorena Roldán, Carlos Carrizosa, Albert Rivera, Inés Arrimadas, José María Espejo-Saavedra, Sonia Sierra y Fernando de Páramo, ayer en B arcelona. / Marta Pérez / Efe (Barcelona)

Ciudadanos (C's), el PSC y el PPC exigieron este jueves a las fuerzas independentistas que "no repitan" los errores que se cometieron el año pasado, cuando en el pleno del 6 y el 7 de septiembre aprobaron las llamadas leyes de desconexión, en un frontal enfrentamiento con la oposición.

Los tres partidos de la oposición celebraron actos para rememorar los hechos del 6 y el 7 de septiembre de 2017, cuando la mayoría parlamentaria independentista, compuesta entonces por los grupos de Junts pel Sí y la CUP, asumió los riesgos de la desobediencia y sacó adelante la ley del referéndum del 1-O y la ley de transitoriedad jurídica, pese a las advertencias de los letrados.

En un acto en un muelle de Barcelona bajo el lema Nunca más, la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, denunció que el 6 y el 7 de septiembre del año pasado se empezó a ver que "detrás de la careta" del independentismo hay "infamia y atropello de los derechos de los catalanes".

Por su lado, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, afirmó que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, "será bienvenido" al Congreso si "pide disculpas" a los españoles y si se compromete a "acatar" la Constitución, pero advirtió a PSOE y PP de su "deslealtad", "insumisión" e intención de "liquidar España".

El PSC celebró unas jornadas de debate para recordar, un año después, el pleno de los días "negros" del 6 y 7 de septiembre, un acto que contó con la asistencia de ex diputados de Catalunya Sí Que Es Pot como Joan Coscubiela y Lluís Rabell.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, afirmó que ese pleno fue un "disparate" que "se debe recordar de forma permanente para que no se repita nunca".

Iceta advirtió de que los independentistas, con su "búsqueda de un Estado, nos harán perder una nación", por lo que propuso un "programa nacional" y "una estrategia nacional compartida" alrededor del catalanismo que evite que Cataluña "vaya al desastre".

Desde el Parlament, el presidente del PPC, Xavier García Albiol, intervino en una reunión del subgrupo parlamentario popular con miembros de la junta directiva del PPC, donde atribuyó el mérito de haber "parado el golpe de Estado" del independentismo el año pasado a que el Gobierno de Mariano Rajoy, a través de Soraya Sáenz de Santamaría, se supo "coordinar" con Ciudadanos y el PSC para armar una estrategia común.

"Hoy hace un año aquí se vivió el pleno de la vergüenza y de la indignidad, se vio cuál es la verdadera cara de los independentistas", denunció García Albiol, acompañado de diputados y dirigentes del PPC como el ex delegado del Gobierno en Cataluña Enric Millo o el líder de los populares en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz.

En cambio, el presidente del Parlament, Roger Torrent, defendió la gestión de hace justo un año de su antecesora, Carme Forcadell, en el pleno de las leyes de desconexión, y apostó por trazar una estrategia común y ampliar la base soberanista.

Torrent aseveró que tanto el 6 como el 7 de septiembre del año pasado la Mesa actuó "conforme a reglamento" y defendió que aprobar las dos leyes permitió "votar el futuro de nuestro país" en el referéndum unilateral del 1-O, por lo que consideró que entonces "blindamos y reforzamos la democracia de este país", frente al "filibusterismo" de los grupos de la oposición.

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, defendió desde Twitter la actuación de los grupos independentistas y de Forcadell en el pleno de hace un año, frente a una oposición que "representaba a un Estado demofóbico".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios