Elecciones

Unas elecciones generales con acento jerezano

  • El PP busca su cuarto triunfo desde 2011

  • El PSOE lucha por mantener su escaño

  • Ciudadanos sueña con repetir la victoria de las autonómicas

Urnas en un colegio electoral en las elecciones generales de 2016. Urnas en un colegio electoral en las elecciones generales de 2016.

Urnas en un colegio electoral en las elecciones generales de 2016. / Pascual

Comentarios 0

La política jerezana tendrá un papel relevante en las elecciones generales cuya campaña ahora comienza. Dos jerezanas encabezan las candidaturas de su formación, una tercera será la número dos y un jerezano será el número uno al Senado.

Así, María José García-Pelayo y Carmen Martínez son las cabezas de cartel de las listas de Partido Popular y Ciudadanos, respectivamente. La gerente de la empresa municipal de vivienda, Emuvijesa, Eva Bravo irá tras el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Y Carlos Pérez volverá a optar a la Cámara Alta. Hay más jerezanos en las listas como pero no se encuentran en puestos de salida.

El PP arranca una campaña donde tratará de lograr su cuarta victoria consecutiva en unas elecciones generales en Jerez. En 2016, la candidatura popular logró casi 36.000 votos (un 33%) superando en más de seis puntos y medio porcentuales a la segunda fuerza más respaldada por los jerezanos, el PSOE. Los populares cuentan por victorias las convocatorias al Congreso habidas desde 2011, año en el que obtuvo su mejor resultado histórico, el 49,1% de las papeletas y algo más de 52.000 votos.

De este modo, García-Pelayo tiene grandes posibilidades de mantener el escaño en la Cámara Baja que ostenta desde las elecciones generales de 2015 —en las anteriores convocatorias fue de número dos tras Teófila Martínez—. Ahora, el partido ha situado a la jerezana en el número uno.

Mientras, el PSOE tratará de volver a ganar unas elecciones que históricamente eran una garantía. De hecho, hasta 2011, los socialistas habían vencido en todas las convocatorias salvo en las segundas del actual periodo democrático, la de 1979, donde quedaron detrás de los andalucistas, y en 2000 ante los populares —fue el año de la mayoría absoluta de José María Aznar—.

La agrupación jerezana tratará de mantener el escaño que mantiene desde 2000 en la madrileña Carrera de San Jerónimo con Eva Bravo, que sustituye en los puestos de privilegio de la lista a Miriam Alconchel, a pesar de la que hasta ahora diputada había sido elegida mayoritariamente por la militancia provincial en los procesos de primarias. Alconchel fue un ‘daño colateral’ de la decisión de la ejecutiva federal de Pedro Sánchez de dejar fuera de las listas a los ‘susanistas’.

Ciudadanos, por su parte, ha puesto su confianza en Carmen Martínez, que sigue concurriendo como independiente. La jerezana fue elegida hace escasos meses como parlamentaria pero el partido apostó por ella para dar el salto a la Cámara Baja. Mientras tanto, Carlos Pérez, que ayer fue proclamado alcaldable de la formación naranja, aspira nuevamente a un escaño en Senado. Esta vez lo hará como número uno de su partido.

La formación naranja tratará de revalidar la inesperada victoria lograda en las autonómicas del pasado mes de diciembre. Todo lo que no sea superar los 20.000 votos obtenidos hace apenas cuatro meses podría ser considerado un fracaso para este partido.

Mientras tanto, Unidas Podemos tiene como objetivo mejorar los resultados de las autonómicas donde se quedó en poco más de 15.400 papeletas, lejos de los más de 24.500 votos que Podemos e Izquierda Unida lograron por separado en las elecciones generales de 2015.

Finalmente, la incógnita será Vox. En 2016 apenas consiguió 222 votos pero en las autonómicas de diciembre irrumpió con fuerzas con más de 10.000 sufragios y tuteó a PP y a Ciudadanos en los feudos conservadores de la ciudad.

Se inicia así una campaña electoral que suelen gustar a los jerezanos. No en vano, son los comicios en los que se produce una mayor participación de todas las citas con las urnas que se celebran. En la convocatoria de 2016, la abstención se situó en el 33,6%; en autonómicas, en cambio, fue del 45,6%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios