España

La llegada de migrantes por mar baja a la mitad, pero se duplica en Canarias

  • El notable descenso en la ruta del Estrecho reduce un 54% el acceso de ilegales el año pasado por vía marítima

  • El Ejecutivo isleño reclama medidas a Marlaska para atajar el flujo

Varios inmigrantes llegan al muelle de Arguineguín (Gran Canaria) rescatados por Salvamento Marítimo el domingo. Varios inmigrantes llegan al muelle de Arguineguín (Gran Canaria) rescatados por Salvamento Marítimo el domingo.

Varios inmigrantes llegan al muelle de Arguineguín (Gran Canaria) rescatados por Salvamento Marítimo el domingo. / elvira urquijo a. / efe

La llegada de migrantes en patera a las costas españolas se redujo más de la mitad en 2019, cuando accedieron al país por mar 26.168 personas, si bien el número de migrantes que arribaron a Canarias se duplicó hasta los 2.698. El Ministerio del Interior informó ayer de que entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2019 se produjo un descenso del 54,5% de los migrantes que accedieron al país por mar, 31.330 menos que en 2018, cuando la cifra fue de 57.498.

A lo largo de 2019, el número de personas que accedieron por mar y por tierra a España fue de 32.513, un 49,4% menos que el año anterior, cuando la cifra se situó en 64.298. La mayoría lo hicieron a bordo de 1.192 pateras, un número un 43,5% inferior al registrado en 2018. Frente al descenso general, Canarias registró un incremento de más del doble (106,4%), al haber alcanzado sus costas 2.698 migrantes, 1.391 más que los 1.307 de 2018, en 133 pateras, un 92,8% más.

El mismo día que Interior publicó su balance anual, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, pidió al ministro, Fernando Grande Marlaska, "medidas suplementarias" para atajar el aumento en el flujo de inmigrantes hacia las islas, entre ellas, agilizar los procesos de devolución a los países de origen. Torres mantuvo ayer un encuentro con Marlaska, quien se ha comprometido a viajar este mes a Canarias para conocer la situación in situ.

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) explicó que el aumento de llegada de migrantes a las islas responde a un cambio de ruta de la migración debido al mayor control fronterizo en el Estrecho. "Simplemente ha habido un cambio de ruta, más negociación con Marruecos, que se ha traducido en un mayor control, y han continuado las devoluciones en la valla", comentó la directora de Políticas y Campañas de la organización, Paloma Favieres.

Distintas ONG -entre ellas, Cruz Roja- alertan de que esta ruta es una de las más peligrosas para acceder a Europa. Según cálculos de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), sólo en los diez primeros meses del año, al menos 324 personas murieron ahogadas al naufragar las pateras en las que viajaban intentando llegar a España. Una cifra a la que hay que sumar la muerte el pasado diciembre de 58 personas que naufragaron en Mauritania cuando intentaban llegar a Canarias desde Gambia.

Según Interior, también subió en 2019, aunque menos que en Canarias, la llegada por mar a Ceuta. Alcanzaron la ciudad autónoma en embarcaciones 606 migrantes, un 6,3% más, y lo hicieron a bordo de 90 pateras (76,5% más). En el mismo año bajó un 31,2% el número de personas que accedieron por tierra: 1.361 frente a las 1.979 de 2018. A Melilla llegaron por mar 906 migrantes, un 1,3% menos que en 2018, mientras que ascendieron las llegadas por tierra un 3,4% hasta las 4.984 personas.

Según el balance de Interior, elaborado con datos provisionales, el acceso al país por las costas de Península y Baleares descendió casi un 60%: de las 54.703 personas de 2018 a las 21.958 de 2019, que arribaron en 921 embarcaciones, una cifra un 52,9% inferior a la del año anterior.

En los primeros días del año han llegado a nuestras costas más de 400 migrantes, la gran mayoría a Murcia, Alicante y Canarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios