Terminal sud | Festival de Cine de Sevilla La noche árabe más oscura

La noche más oscura La noche más oscura

La noche más oscura

Rabah Ameur-Zaïmeche nunca fue un director fino, por mucho que hace años películas como Bled number one o Dernier maquis pudieran dar el pego. Aquí volvemos a encontrarnos con ese realizador torpe y descuidado, que cree poder hacer una película de argumento con uno de solo tres líneas, que filma feo posando la cámara sin ton ni son en cualquier sitio, o que abre y cierra escenas con los fondos fuera de foco durante unos segundos hasta que el protagonista entra en plano a la distancia focal adecuada.

Todo eso, siendo muy molesto, se podría soportar si Ameur-Zaïmeche no nos tomara por párvulos a los que basta con plantarles delante una denuncia indefinida (sin nombres y apellidos, aunque fácilmente identificable) sobre la deriva autoritaria actual y los crímenes de estado en ciertos países árabes para que nos traguemos lo que sea sin pestañear (no basta con invocar simplemente al Costa-Gavras de Z o La confesión como coartada cinéfila) y sin exigirle una construcción de personajes, una progresión dramática o una escritura cinematográfica a la altura. Le recomendamos que, como ejercicio de recuperación, le eche un vistazo a la última película de Christian Petzold, Transit.