Festival de cine de Sevilla | Sección Oficial Con viento del Este hacia el Giraldillo

  • Puiu, Banic, Konchalowski, Szumowska, Von Horn, Kalev o Khrzhanovsky conforman la nutrida presencia de cine del Este en la sección oficial del SEFF 2020. 

En un año de incertidumbres y cancelaciones, el SEFF ha conseguido para su sección oficial un puñado de títulos que, si bien no incluyen nombres de relumbrón o primerísima fila autorial, ofrecen un estimulante recorrido transversal por algunas cinematografías normalmente alejadas de los principales focos de influencia crítico-cinéfila.   

Llama la atención la abundante presencia de cine del Este: el rumano Cristi Puiu regresa con Malmkrog, un drama de época premiado en Berlín en el que el rigor de la puesta en escena y el manejo de la retórica vuelven a ser sus principales armas; desde Polonia, Margorzata Szumowska y Magnus Von Horn formulan sendas variaciones sobre el modelo Pawlikowski con Nunca volverá a nevar y Sweat. Si la primera se define como “un híbrido bizarro entre Twin Peaks y Teorema”, la segunda reflexiona sobre las patologías de la contemporaneidad a través de la historia de una monitora de fitness obsesionada con su imagen. Desde Bulgaria, Kamen Kalev sigue en February la vida de un hombre en tres edades desde la infancia a la vejez, mientras que la bosnia Quo Vadis, Aida? regresa a la tragedia de Srebrenica para acompañar a una mujer atrapada en una guerra de hombres.

La representación rusa viene de la mano del veterano Andrei Konchalovski, quien desde su regreso de Hollywood ha recobrado un cierto prestigio perdido y un depurado pulso narrativo: Queridos camaradas, premiada en Venecia, reconstruye el silenciado episodio de la masacre de Novocherkask en 1962 tras la represión de una huelga. Por su parte, Natasha, de Khrzhanovskiy y Oertel, premiada en Berlín y rodeada de polémica por su sexo y su violencia explícitos, forma parte de ese ambicioso proyecto DAU destinado a denunciar las crudas relaciones de poder bajo el terror estatal totalitario soviético.  Si bien tienen nacionalidad italiana y francesa respectivamente, Siberia y Gagarine también remiten al imaginario del Este: en la primera, Abel Ferrara prosigue con la introspección pseudoautobiográfica de Tommaso de nuevo con Willem Dafoe, y en la segunda, Liatard y Trouilh trascienden el relato social de la banlieu para coger vuelo y altura fantástica.

Desde Alemania, Christian Petzold relee en Ondina un cuento tradicional en clave hitchcockiana, desde Inglaterra, Thomas Clay y Francis Lee reinterpretan el pasado y el feminismo de maneras muy distintas en Fanny Lye Deliver’d y Ammonite, y desde Italia Gianfranco Rosi busca la luz entre los resquicios de las guerras de Oriente Medio en su documental Notturno. La sección oficial se completa con una triple representación española: el extraordinario documental sobre la cara B de la España del 92 El año del descubrimiento, de Luis López Carrasco, Karen, el retrato de Karen Blixen de María Pérez Sanz, y La vida era esto, de David Martín de los Santos.