Festival de Cine Huelva

México se lleva el oro

  • 'Workers' sale triunfadora de esta edición, preludio del 40º aniversario.

El Colón de Oro se va a México. El 39º Festival de Cine Iberoamericano de Huelva destacó a Workers, de José Luis Valle, como mejor película, premiando así a uno de los directores que más están captando la atención internacional, y en el que hay depositadas muchas esperanzas de seguir los pasos en su país de reconocidos autores -en todo el sentido de la palabra- como Carlos Reygadas. 

Precisamente éste fue el último realizador que logró llevarse el gran premio de Huelva a México, en 2007. Pero este año es sólo la cuarta vez que se produce este viaje, porque una de las cinematografías más potentes del continente americano es, a la vez, paradójicamente, una de las que menos triunfos tiene en el palmarés de la muestra onubense. El chileno Miguel Littín abrió el camino en 1980 con una producción mexicana, La viuda de Montiel. Y 26 años hubo que esperar hasta que otra película de México, esta vez El violín, de Francisco Vargas, se llevara el Colón de Oro. Al año siguiente, en 2007, repitió el país con Luz silenciosa, de Reygadas. 

Muchos había colocado en las quinielas a Workers este año, por su cuidado lenguaje visual y narrativo para el desarrollo de una historia muy humana en un contexto especialmente singular. Para algunos, un tipo de película muy del gusto de los jurados de festival, que en este caso también la ha premiado por su guión, obra también del director José Luis Valle. 

La consolación, sin embargo, fue, en forma de Premio Especial del Jurado, para una película atípica en certámenes de cine internacionales, la argentinaVino para robar, de Ariel Winograd. Sorpresa por tratarse de una comedia dirigida claramente al entretenimiento del público. Ni el director esperaba estos días llevarse el premio precisamente por su género. Ayer, ausente ya de Huelva, mandó un mensaje que se leyó en la gala: "Estoy completamente feliz y agradecido por este premio. ¡Y que viva la comedia!". 

Otra de las películas triunfadoras de esta edición fue la coproducción chilena El futuro, aplaudida adaptación al cine de Una novelita lumpen, de Roberto Bolaño, premiada con los colones de plata a la mejor directora, Alicia Scherson, y a la mejor actriz, Manuela Martelli. La intérprete se enteró del galardón en Barajas, tras cinco días en Huelva: "Agradezco a todos los que apoyan el cine latinoamericano porque forman así su futuro", dijo a través de un mensaje en la ceremonia. 

La gala de clausura, celebrada en el Palacio de Congresos, destacó por su dinamismo y por la emoción visible entre los premiados. La presencia de distintos artistas en el escenario, con el actor José Luis García Pérez como conductor, y el guiño al deporte de élite local, con las jugadoras del CB Conquero de baloncesto, dio colorido al acto, que tuvo de nuevo apuntes al 40º aniversario del próximo año y varios momentos divertidos. 

La altura de la jugadora Cindy Lima, campeona de Europa con la selección española, contrastó con la de la directora venezolana Claudia Pinto, provocando las risas de protagonistas y público. Aunque la realizadora estaba exultante por su premio del público para La distancia más larga: "Es la primera vez que el público ve la película en España y las salas han estado llenas y nos han regalado este premio", dijo Pinto. 

Moisés Sepúlveda, director chileno de Las analfabetas, también recogió emocionado su premio por su ópera prima: "Esto está dedicado a las dos actrices protagonistas porque el 99% del mérito es suyo. Espero volver". Todos quieren volver por el 40º aniversario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios