Pasarela

Devoción por la 'Haute Couture'

  • De la estética 'vintage' de Giorgio Armani hasta la sutileza de Elie Saab pasando por las extravagancias de Jean Paul Gaultier, en las pasarelas de París vale todo.

Comentarios 0

La Semana de la Alta Costura parisina sigue sumando desfiles y éxitos. A nadie está dejando indiferente este giro de tuerca de las casas de moda que están revolucionando la haute couture con colecciones muy atrevidas. Una buena muestra de ello la encontramos en la línea de Giorgio Armani, tan sobria como arriesgada. El diseñador opta por la estética vintage y las combinaciones imposibles para sorprender. La alta costura de la casa italiana apuesta por los contrastes agresivos, novedosas mezclas de print y brocados, muchos brocados. Sus piezas se caracterizan por su fuerte ornamentación que aporta a su colección un punto retro, que una vez digerido acabó siendo muy aplaudido. Piezas muy trabajadas y una clara apuesta por el pantalón. Aunque la haute couture es el exponente de máxima feminidad, no son pocas las firmas que están apostando por esta prenda de estética masculina y lo cierto es que la están usando muy bien. No sería extraño ver a alguna celebrity posando con cualquiera de estas creaciones andróginas en la red carpet. No obstante, si hay un rey de las alfombras rojas ése es Elie Saab. El creador libanés es el favorito de las estrellas para las grandes ocasiones y viendo sus colecciones no es de extrañar. Hace magia sobre la pasarela con sus piezas de tul y muselinas. Sutiles caídas y mucho movimiento en una colección elegante y femenina en la que hay sitio para las semitransparencias y la pedrería. No faltan sus famosos vestidos de corte princesa, con voluminosas faldas. Tampoco los siempre acertados drapeados que combina con faldas de grandes aberturas en vestidos de inspiración helénica. En cuanto a la paleta cromática, prefiere los tonos suaves pero también los degradés, que curiosamente van del negro al rosa palo. En esta ocasión ha hecho también un homenaje al tono coral. Romanticismo en estado puro.

Mucho más heterogéneo y arriesgado ha sido Jean Paul Gaultier. La firma, como es habitual, no ha dejado indiferente a nadie con su colección llena de contrastes, donde hay cabida para el punk, el rock y hasta el burlesque. También hay sitio para piezas de inspiración española. La nota predominante del desfile fue su particular homenaje a las mariposas con curiosos tocados, escotes prominentes y hombros muy marcados que se convertían en alas. Pura magia y color.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios