Alfombra de los Emmy Penélope, premio a la mejor vestida

  • La actriz española, con un Chanel blanco con numerosos bordados y plumas, deslumbró. Precisamente ese color, el blanco, fue el predominante entre las invitadas

No se llevó el Emmy, pero sí mereció el premio a la más elegante de la noche. Penélope Cruz deslumbró en la gala de los Emmy con un vestido de los que nos tiene acostumbrados, pero siempre espectaculares. Un Chanel de Alta Costura blanco, el color ganador de la velada, por el que apostaron también Scarlett Johansson, Jessica Biel, Kristen Bell y la modelo Heidi Klum, también en la lista de las mejor vestidas.El diseño de Pe, según la edición norteamericana de Harper’s Bazaar, es un elaborado vestido con numerosos bordados hechos a manos. Está confeccionado con tul, seda y plumas. De corte palabra de honor y falda de silueta A, la española, que debutaba en los Emmy, sólo necesitó una gargantilla de brillantes y unos pendientes cortos para completar un look sobresaliente. Antes de desfilar sobre la alfombra dorada, eso sí, se cubrió los hombros con un chal de plumas a juego.De más a menos. Scarlett Johansson, Evan Rachel Wood y Tina Fey también acapararon miradas, pero cada una por distinto motivo. Soberbia con un vestido, también blanco, de Balmain, con escote en V, los hombros al descubierto, abertura lateral y un estilismo a lo Marilyn que le sienta fenomenal, el look de Scarlett sólo tenía un pero: enseñar –quizás– demasiado. Jessica Biel, por su parte, apostó por un vestido blanco de escamas y escote palabra de honor, mucho volumen y peinado natural, en tanto que Kristen Bell se decantó por un ajustado vestido blanco de manga larga y escote cuadrado. Ambos fueron muy bien acogidos. Kirsten Dunst lució el escote más comentado con un vestido drapeado azul de Schiaparelli con el que sólo Susan Sarandon, Christina Hendricks o Sofía Vergara se atreverían. Algo muy inteligente, por otra parte, resaltar el busto tratándose de una mamá reciente. Evan Rachel Wood se pasó de sobria con pantalón negra y chaqueta de cola infinita, también negra. Sólo su tocado de flores blancas e inspiración clásica llamaba la atención. Pero, para desastres, el de Tina Fey con un vestido estampado de fondo negro sencillamente horrible. Como el vestido griego de color rojo de Sandra Oh.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios