Sara Carbonero | periodista

"Llevo mejor las críticas, y las acepto; incluso las negativas"

  • La presentadora, más segura que nunca de sí misma, descarta volver a Madrid de momento

La presentadora, en el evento de Cortefiel. La presentadora, en el evento de Cortefiel.

La presentadora, en el evento de Cortefiel.

Sara Carbonero ha sido elegida por Cortefiel, junto al modelo Andrés Velencoso, para protagonizar la nueva campaña otoño/invierno de la firma. La periodista, de hecho, es alabada y copiada casi siempre que muestra alguno de sus looks en las redes sociales. Toda una influencer, aunque la propia presentadora no se lo crea.

-Es la primera vez que protagoniza un anuncio de este tipo. ¿Se ve haciendo más cosas de interpretación?

-No, las cosas como son (risas). Para qué le voy a mentir. Esas cosas, además, se notan. Andrés (Velencoso) está muy metido en el mundo de la interpretación y se nota un montón cuando lo hace una persona así, porque se concentraba y se metía en su papel. Los que no hemos estudiado interpretación, pues... no es lo mismo. No todo el mundo vale.

-No es buena actriz.

-No (risas).

-La campaña que protagoniza se titula 'Impecable'. ¿En qué momento se permite no estar impecable una persona como usted?

-Hay muchos días en los que no estás impecable porque, a lo mejor, no piensas tanto qué ponerte. En mi día a día en Oporto, no le digo que soy un cuadro, pero tengo ropa que me funciona a mí. No arriesgo mucho, elijo colores básicos, formas que me sientan bien... Siempre voy muy parecida, pero esa es la clave de ir bien.

-¿Le gustaría volver a Madrid?

-No, la verdad es que no. Esta es una de las veces que más he tardado en venir porque tenía amigdalitis pero llego y me gusta todo: la calle, el clima, la gente... pero estamos muy bien en Oporto, y como no hay vuelta prevista, lo mejor es disfrutar de lo que se tiene.

-¿Cuál es la visita obligada cuando viene?

-Últimamente sólo vengo por trabajo pero siempre intento ver a alguna amiga. Quedamos para cenar, ponernos al día, arreglamos el mundo y ya está (risas).

-¿Qué tal se han adaptado sus hijos a vivir allí, en Oporto?

-Ellos están muy adaptados, felices y muy mayores. Oporto es una ciudad muy buena para vivir con niños porque es pequeña y tenemos el mar muy cerca.

-Que empiecen el colegio le permitirá disponer de más tiempo para usted.

-Sí, bendita rutina. Pero luego llegan los virus, los constipados... Yo llevo dos semanas recuperándome de una amigdalitis gordísima. Esta época me gusta porque vuelven a clase, pero siempre nos ponemos malos.

-¿Tienen 'mamitis'?

-La verdad es que no. A veces, un poco cuando me ven con la maleta. Pero como se quedan con su papá, no hay problemas. Son niños muy sociables y a mí eso me encanta. Creo que el aprender otro idioma y el adaptarse a otro país les están haciendo mucho bien.

-La última foto que ha subido a sus redes sin maquillar ha generado mucha polémica, ¿cómo lo lleva?

-La verdad que no me había enterado de la polémica. Pero, bueno, la subí porque me gustó cómo estaba yo, si no, no lo hubiera hecho. Digan lo que digan, lo cierto es que no estoy más guapa sin maquillar, pero ni yo ni nadie.

-¿Sigue temiendo las críticas?

-Las llevo mucho mejor y las acepto. He tenido que bloquear a alguna persona porque les dejas entrar en 'tu casa' y lo que no se puede es permitir insultos y amenazas, pero no he denunciado a nadie. Si es alguna crítica, aunque sea negativa, la acepto. Para gustos, colores. Cada uno puede expresar libremente su opinión, siempre y cuando no se ofenda a nadie. Si alguien me ve mal y me lo dice lo respeto; como cuando me lo dice una amiga, no me enfado ya a estas alturas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios