Pasarela

tres años como mamá

  • Tras pasar unos días en España, la presentadora ha comenzado el año en Oporto junto a su marido y sus hijos

Angelina hace un año. Angelina hace un año.

Angelina hace un año.

"Hacer las cosas con menos prisa". Ese es el primer objetivo que Sara Carbonero se ha marcado para este año. Asegura que siempre va a la carrera, que nunca le sobra tiempo y más desde que es madre de Martín, que ayer cumplió tres años, y Lucas, de siete meses. La presentadora está volcada en el cuidado de sus pequeños y desde que se marchó a Oporto lleva una vida cada vez más familiar. Tras bautizar al pequeño Lucas y pasar unos días en Corral de Almaguer junto a su familia y sus amigos, 2017 lo ha empezado desde la ciudad portuguesa junto a su marido, Iker Casillas, y sus dos retoños. El 31 de diciembre la familia se fue a pasar el día a la playa y por la noche hicieron de anfitriones en una cena que compartieron con buenos amigos. Al día siguiente Sara llevó a Martín a ver entrenar a su padre en el tradicional entrenamiento de puertas abiertas del club, algo que al pequeño le hizo mucha ilusión.

La periodista ha reconocido en alguna ocasión que echa de menos la televisión. No ha podido estar al frente de la segunda temporada de Quiero ser, programa que presentó en Divinity el año pasado, porque resultaba incompatible el hecho de tener que estar viajando a Madrid con el cuidado de sus pequeños. Pero al mismo tiempo está encantada con poder disfrutar de los niños y no perderse ni un momento de su infancia. Sus visitas a Madrid son muy cortas, tan solo acude para presentar algún producto del que es imagen, para algo relacionado con Slow Love, la firma de moda que tiene junto a sus amigas la periodista Isabel Jiménez y la estilista Mayra del Pilar, o para visitar a familiares y amigos. Estar en Oporto, más alejada de las cámaras, le ha llevado a llevar la fama mucho mejor, a transmitir más naturalidad y mostrar más momentos de su día a día en redes sociales.

Sara ha compartido con sus seguidores del blog que tiene en Elle sus propósitos para el nuevo año. Uno de ellos es retomar el ejercicio físico, algo que dejó cuando se quedó embarazada de Lucas. Otro de sus objetivos es usar menos el teléfono móvil, cuenta que entre otras cosas quiere conseguirlo para que Martín no se enfade con ella. Aprender alguna receta, ordenar todas sus fotografías, engancharse a alguna serie, decir "te quiero" y "lo siento" o no morderse las uñas son algunos de los propósitos que se ha marcado la presentadora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios