Pasarela

La chef de la tranquilidad

  • La cocinera danesa Kamilla Seidler, uno de los mayores referentes de la gastronomía boliviana, ha desarrollado parte de su carrera en España

Kamilla es una de las mejores chefs de Latinoamérica gracias a su fusión de las técnicas modernas con los productos tradicionales. Kamilla es una de las mejores chefs de Latinoamérica gracias a su fusión de las técnicas modernas con los productos tradicionales.

Kamilla es una de las mejores chefs de Latinoamérica gracias a su fusión de las técnicas modernas con los productos tradicionales. / efe

La calma y la tranquilidad son las claves de su éxito. Kamilla Seidler fue nombrada hace dos años la mejor chef de Lationamérica por el trabajo que realiza en el restaurante Gustu, en Bolivia. Allí es jefa de cocina y gracias a su labor y a la de su equipo ha logrado situar a la cocina boliviana, una de las grandes olvidadas a nivel internacional, en lo más alto. Su filosofía siempre ha sido creer que se puede cambiar el mundo a través de la cocina. Para conseguirlo lleva años aprendiendo de los mejores. Hace unos meses dejó por un tiempo los fogones de su restaurante para viajar en busca de inspiración a Estados Unidos, México, Italia y España. En esta ocasión trabajó junto a Diego Guerrero, con el que creó un menú a cuatro manos. Del cocinero español aprendió entre otras cosas que cuando termina su jornada se toma un tiempo para descansar y relajarse. Algo que Kamilla ha puesto en práctica. "Creo que es muy importante, de hecho es sumamente necesario, tomarse un tiempo para uno mismo, para calmarse, pensar en otras cosas fuera de la cocina, disfrutar de lo que uno hace, tomarse las cosas con calma", dijo después de trabajar unos días junto a Guerrero. Esta no era la primera vez que la danesa visitaba nuestro país. Su cocina tiene mucha influencia de la gastronomía española y domina el idioma. Lo aprendió entre los fogones de Mugaritz. Parte de sus conocimientos gastronómicos los adquirió en el restaurante del chef Aduriz ubicado en Guipúzcoa. Seidler también pasó durante sus primeros años de profesión por prestigiosas cocinas de Reino Unido y Dinamarca.

Fue en 2012 cuando por primera vez viajó a América Latina para liderar un equipo. El empresario danés Claus Meyer confió en ella. Necesitaba a alguien que apostase por la cocina de Bolivia y la invitó a ponerse al frente del Gustu, ubicado en La Paz, para hacerse cargo del reto. Un reto que ha superado con creces. Algunos de los platos más emblemáticos del restaurante son palmitos con carne seca de alpaca y yema de huevo pochada, caimán con polvo de flor de Jamaica y pepino del Amazonas, terrina de puerco con trigo tostado y col morada. Todos elaborados con productos de la tierra, lo más importante para la chef a la hora de cocinar. Si algo caracteriza a sus platos es que utiliza técnicas modernas y productos tradicionales. Ella misma viaja hasta los lugares donde están los alimentos que quiere para su cocina y se encarga de seleccionarlos. Actualmente el restaurante se sitúa en el puesto veintiocho de la lista de los mejores restaurantes de Latinoamérica. Con todo esto a sus espaldas Kamilla, que solo tiene treinta y cuatro años, tiene un futuro prometedor en las cocinas de todo el mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios