OBJETOS PERDIDOS Sevilla, entre las ciudades en las que más cosas se olvidan en los taxis

Histórico

Un paseo a caballo por el Bajo Guadalquivir

  • Iniciativa totalmente pionera es una actividad de dinamización turistica

 El primer itinerario ecuestre homologado de Andalucía, impulsado por la Asociación para el Desarrollo Local de la Comarca Bajo Guadalquivir (Adelquivir), ofrece una opción turística deliciosa para disfrutar del paisaje entre Utrera y Los Palacios y Villafranca. Una delicia de plan, cada vez más accesible y fácil de disfrutar, con el gran desarrollo que el turismo ecuestre está teniendo en nuestra provincia. Claro ejemplo de ello lo encontramos en el Bajo Guadalquivir, con la puesta en marcha del primer Itinerario Ecuestre de Andalucía que es homologado por la Real Federación de Hípica Española y que, además, forma parte de la Red Europea de Posadas Ecuestres. Ese primer itinerario fue un gran paso para lograr las cuatro rutas ecuestres que hay en marcha en la actualidad, todo un logro turístico que se ha hecho posible gracias a la gestión del GDR Adelquivir.

 

Esta iniciativa, totalmente pionera en Andalucía, es una actividad de dinamización turística y económica de esta comarca del Bajo Guadalquivir, que a través del desarrollo del turismo ecuestre pretende a atraer a un visitante que busque incentivos rurales, de  naturaleza y gastronómicos de  la zona. Está dirigido a aquellas personas que deseen realizar las rutas con caballos propios, a quienes las posadas adheridas al plan ofrecen alojamiento y avituallamiento tanto para los caballos como para los jinetes. También puede ofrecer la posibilidad de alquilar las monturas o los coches de caballo. 

 

El gran atractivo radica en la posibilidad de que durante el recorrido, el turista explora y disfruta del paisaje singular que ofrece la demarcación paisajística de  las Marismas del Guadalquivir, declarado de interés cultural. Consta de un itinerario de doble dirección de 16 kilómetros que une ambas localidades, acondicionado para realizar a caballo o en coche de caballos, apto para todos los públicos. Las cuatro rutas están dotadas con una amplia señalética, obligatoria para la homologada por la Real Federación de Hípica Española, a través de pictogramas que identifican áreas de  descanso, servicios de avituallamiento o incluso nivel de atención del jinete respecto a un tramo concreto. 

 

Otra de las grandes atracciones de este proyecto es la participación de establecimientos que el jinete podrá encontrar a lo largo del trayecto, como son el Cortijo la Corbera, la Hacienda de Orán, la Hacienda la Indiana y la Yeguada Ayala. Este es también otro de los logros conseguidos por el itinerario, la implicación de entidades e instituciones públicas y su coordinación con establecimientos turísticos privados. 

 

Los establecimientos se presentan como paradas de casi obligado cumplimiento, puesto que en ellas el jinete podrá disfrutar de la degustación de una variada gastronomía típica de la comarca, como gazpacho, calderetas, potajes o dulces típicos. El proyecto ofrece varios tipos de rutas o paseos. En las rutas juega un papel muy relevante la Red de Posadas Ecuestres del bajo Guadalquivir, dado que debe prestar alojamiento y avituallamiento a los caballos y a los jinetes. Un ejemplo de dinamización turística a través del desarrollo de un filón endógeno, el mundo ecuestre, muy presente en el paisaje rural sevillano.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios