ACEITE DE OLIVA

Una visita a la Sevilla más sabrosa

  • La riqueza y variedad de la gastronomía de la provincia, así como las especialidades culinarias que distinguen a cada localidad, tienen este ingrediente en común

La gran riqueza y variedad de la gastronomía de la provincia, así como las especialidades y peculiaridades culinarias que distinguen una zona o localidad, tienen un ingrediente principal común en su elaboración, el Aceite de Oliva. Denominado por su exquisitez y calidad como ‘oro líquido’, es de tal importancia en la cocina sevillana que cuenta con una ruta propia en la provincia, La Ruta del Aceite de Oliva y la Aceituna de Mesa, que recorre las hermosas localidades de Dos Hermanas, Pilas, Morón de la Frontera, Arahal, Utrera, Los Molares, El Coronil, Montellano, Coripe, Marchena, Osuna, Estepa y La Roda de Andalucía.

A lo largo de la geografía sevillana, podemos recorrer numerosas rutas dedicadas a productos de gran relevancia culinaria que han jugado un papel importante en el desarrollo de determinadas zonas y de su gastronomía. Una de ellas es la Ruta del Arroz, en el privilegiado entorno de las marismas del Guadalquivir, en la que podremos degustar especialidades como el arroz con gurumelos de Aznalcázar, el arroz marinero de San Juan de Aznalfarache, el arroz con camarones de Coria del Río, el arroz con cola de cangrejo de Isla Mayor o el arroz con caracoles de Lebrija, entre otros muchos.

Otras rutas destacadas en las que disfrutar de una jornada divertida entre bellos parajes y excelente comida son: la Ruta del Albur y el Camarón (en Coria del Río), la Ruta del Ibérico, una travesía a través del maravilloso Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla o la Ruta del Mosto en el Aljarafe, visitando localidades como Benacazón, Albaida del Aljarafe, Gelves, Carrión de los Céspedes, Espartinas, Olivares o Salteras, entre muchos otros.

Los amantes de la buena cocina podrán deleitarse con platos únicos y diferentes, exquisitas especialidades tradicionales como el revuelto al Curro Jiménez de Cantillana,las tagarninas con huevo o pimientos empanados de El Coronil y las espinacas con garbanzos, perdiz, conejo estofado y aceitunas morunas aliñadas de Morón de la Frontera. También destacamos las aceitunas prietas con aliño de la localidad de Arahal y las aceitunas de mesa de Pilas.

En las zonas de sierra disfrutarás también con magníficos platos de su cocina serrana. Además de sus sabrosas carnes de caza y sus excelentes carnes y embutidos ibéricos, en la Sierra Norte de Sevilla, durante la estación otoñal, tendremos la ocasión de saborear los diferentes platos elaborados con setas en sus Jornadas Micológicas.

Aprovecharemos también la visita a la Sierra Norte para degustar los anises más conocidos de la provincia, El Clavel, Anís Miura y La Violetera, elaborados de forma artesanal desde hace más de 50 años. Y ya que estamos con las destilerías, no puedes perderte tampoco Los Alcores de Carmona, Anís Rigo (Gelves) y Anís Bravío (Estepa).

En la Sierra Sur, aunque también tendremos ocasión de degustar magníficas carnes, su gastronomía destaca por tener como base de su elaboración productos de la agricultura tradicional. Enlalocalidad de Aguadulce encontramos excelentes habas y hortalizas.

Para acompañar estos riquísimos platos nada mejor que el crujiente y tierno pan de las localidades de El Cuervo, Las Cabezas de San Juan y Alcalá de Guadaíra, y los buenos vinos de la provincia. De gran calidad son los caldos de las bodegas de Constantina, los mostos del Aljarafe y el vino blanco de Lebrija, este último con Denominación de Origen.

Antes de terminar nuestro recorrido gastronómico por la provincia, es obligada la visita a la espectacular zona turística de Guadalquivir-Doñana, donde admirar sus maravillosos campos cubiertos de árboles frutales y deleitarnos con los sensacionales sabores dulces y ácidos de su refrescante fruta. También es obligada una visita a la zona de la Campiña sevillana, donde probaremos las mejores naranjas de la provincia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios