Juzgado de Guardia

El Fiscal pide no dejar impune el "gigantesco fraude" de las oposiciones de la Policía Local

  • En su informe final, el Ministerio Público mantiene su petición de pena para los 45 acusados, 37 de ellos policías locales.

La sala de vistas en la que se celebra el juicio. La sala de vistas en la que se celebra el juicio.

La sala de vistas en la que se celebra el juicio. / Belén Vargas

Comentarios 3

La Fiscalía ha pedido no dejar impune el "gigantesco fraude" y "tongo" en las oposiciones a la Policía Local de Sevilla de 2008 y 2011, con filtraciones de preguntas y de plantillas de corrección para favorecer a los opositores, algunos familiares de mandos policiales, que incluso copiaron las erratas.

En su informe final, la fiscal Ana Linares ha detallado durante cuatro horas lo ocurrido con las oposiciones a la Policía de Sevilla y ha mantenido las penas para los 45 acusados, 37 de ellos policías locales, entre los que se incluye el superintendente Juan José García, que habría beneficiado a un cuñado y un sobrino, según la acusación.

En los exámenes para cubrir 98 plazas, algunos de los opositores escribieron exactamente con la misma estructura, hicieron "un calco" de la plantilla y copiaron las erratas, y otros no aprobaron porque fueron "tan torpes" que tuvieron acceso a la plantilla de corrección pero no fueron capaces de memorizarla, ha dicho la fiscal.

El juicio, que comenzó en septiembre pasado y acabará la próxima semana, "tiene que servir para algo" y debe concluir en condena, ha subrayado la fiscal, para no enviar a la sociedad el mensaje de que denunciar la corrupción "no sirve para nada" y que los corruptos "se van de rositas" ante la "frustración" y "desamparo" de las víctimas.

La Fiscalía ha mantenido la misma petición de penas que al principio del juicio, que para el superintendente son trece años de inhabilitación y una multa de 5.400 euros por los delitos continuados de prevaricación y revelación de secretos.

Para los 37 policías, que están en activo, la Fiscalía pide una multa de 100.000 euros y cuatro años de inhabilitación, y también ha acusado a cinco miembros del tribunal de las oposiciones, a un empresario y a un miembro de la junta de personal del Ayuntamiento sevillano.

La fiscal ha asegurado que si hoy tuviera que comenzar el caso, pediría penas más altas porque tiene el "convencimiento absoluto" de la "opacidad" que existe en estas oposiciones y otras similares, a lo que "nadie le pone freno".

Sin embargo, ha lamentado que durante el juicio ha podido "parecer" que los acusados son la fiscal, los testigos y los agentes de la Gepol, el grupo interno de la Policía Local que investigó el caso, y que entre todos han creado un "montaje" para mentir, lo que ha atribuido a la táctica de la "máquina del fango" de las defensas.

Así, ha destacado que a los testigos les han sometido a interrogatorios "inquisitoriales", a un denunciante le avisaron de que le iban a atacar a su coche si entraba en Sevilla y a otro más, un agente acusado le multó por "venganza" porque su vehículo no había pasado la ITV aunque estaba aparcado.

Los agentes de la Gepol han sido "crucificados por investigar", ha resumido la fiscal, que ha reiterado la "sensación de impotencia" que tienen en general los denunciantes de casos de corrupción, y en particular en este caso, cuando los afectados han visto cómo les "roban la plaza en sus propias narices" por las filtraciones en las oposiciones.

La fiscal ha dicho que durante la instrucción del caso siempre tuvo la esperanza de que alguno de los opositores que copió tuviera la "gallardía y el valor" de reconocerlo, aunque ha deplorado las constantes "mentiras" que ha detectado en todo el proceso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios