La Puebla de Cazalla

La Audiencia de Sevilla condena a seis años de cárcel a un hombre por asesinar en 2018 a su padre tras asfixiarle con una manta

  • El acusado iba a ser enjuiciado por un jurado popular la próxima semana, pero la vista oral no se celebrará tras la conformidad alcanzada entre las partes

Fachada de la Audiencia Provincial de Sevilla Fachada de la Audiencia Provincial de Sevilla

Fachada de la Audiencia Provincial de Sevilla

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a seis años de cárcel y a seis años de libertad vigilada postpenitenciaria a un hombre acusado de asesinar a su padre de 79 años de edad en marzo de 2018 en la localidad de La Puebla de Cazalla tras asfixiarle con una manta.

El TSJA ha informado en un comunciado que el encausado iba a ser enjuiciado la próxima semana por un jurado popular, pero la vista oral no se celebrará después de que el acusado y su defensa mostraran su total conformidad con el contenido del nuevo escrito de acusación presentado por la Fiscalía, que inicialmente había solicitado para el acusado, por un delito de asesinato con la agravante de parentesco, la eximente incompleta de anomalía o alteración psíquica y la atenuante de confesión, nueve años de prisión y la medida de internamiento durante un periodo de nueve años para tratamiento médico en un establecimiento adecuado a la enfermedad mental que padece, así como que indemnizara a una hija del fallecido con 25.870,92 euros. En su nuevo escrito de calificación, el Ministerio Público pidió para el acusado, por el referido delito de asesinato, seis años de cárcel, seis años de libertad vigilada postpenitenciaria y el pago de una indemnización de 25.870,92 euros a una hija de la víctima, pena con la que se ha conformado el acusado y que le ha impuesto finalmente la Audiencia de Sevilla en una sentencia fechada el día 18 de marzo.

Una muerte en el sofá

La Audiencia considera probado que los hechos tuvieron lugar en la mañana del día 1 de marzo de 2018, cuando el encausado se encontraba en el salón del domicilio familiar junto a su padre, quien estaba sentado en el sofá.De este modo, añade que, "observando las circunstancias en las que se encontraba y aprovechando la escasa capacidad de reacción de su padre debido al deteriorado estado de salud del mismo y a su avanzada edad, con ánimo de arrebatarle la vida", el acusado "cogió la manta que su progenitor utilizaba para arroparse, se la colocó en el rostro y con clara intención de asegurar el resultado de muerte presionó fuertemente la manta" contra los orificios nasales de la víctima "a fin de evitar que pudiera respirar, consiguiendo finalmente causar la muerte" a su padre. En el transcurso de los hechos, y "debido a la intensidad" con la que el encausado ejercía presión sobre el rostro de su padre "con el objetivo de comprimir y obstruir" las vías respiratorias, se produjo un forcejeo entre ambos durante el cual la víctima intentó defenderse arañando en la cara a su hijo, que sufrió distintas lesiones por ello. Finalmente, la víctima murió sobre las 12:15 del día 1 de marzo de 2018, señala la Audiencia, que indica que, ya a las 23:00 de ese mismo día, el acusado abandonó el velatorio de su padre en compañía de su hermano y le confesó a éste que "había causado intencionadamente la muerte a su padre asfixiándole con una manta".La Audiencia pone de manifiesto que, a primera hora de la mañana del día 2 de marzo, el acusado confesó los hechos a su madre, tras lo que, el 3 de marzo, el condenado se personó en compañía de su familia en el Hospital de Osuna y confesó el crimen al personal médico que lo atendió, cursándose por parte del psiquiatra el internamiento del encausado en la Unidad de Psiquiatría de dicho hospital.El acusado, que se encuentra en situación de prisión provisional preventiva por esta causa desde el 13 de marzo de 2018, tiene reconocido un grado de discapacidad del 41%, padece trastornos de la conducta de larga evolución y es consumidor habitual de drogas desde los 15 años de edad. Además, en el momento de la comisión de los hechos "tenía alterada de forma muy importante la capacidad de conocer y anulada la de querer", según recoge la sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios