Triple crimen de Dos Hermanas

El juzgado debate la libertad de los acusados por el triple crimen

  • “No ha variado el riesgo de fuga” si quedan libres

  • La acusación pide también que entren en prisión la madre del Pollino y la intermediaria 

El Pollino sale de los juzgados tras declarar El Pollino sale de los juzgados tras declarar

El Pollino sale de los juzgados tras declarar / Juan Carlos Muñoz

El juzgado de instrucción 19 ha fijado para el próximo jueves una comparecencia para decidir si prorroga otros dos años la prisión preventiva en la que se encuentran los acusados por el triple crimen de Dos Hermanas, una de cuyas víctimas fue una niña de seis años.

La comparecencia se refiere solo a tres de los cinco encarcelados: Ricardo G.H., alias El Pollino; su padre Ricardo G.G., alias El Cabo; y Elisa F.H., esposa del Pollino. Estas tres personas están encarcelados desde el 3 de octubre de 2017, por lo que se van a cumplir los dos años de prisión provisional y la Ley de Enjuiciamiento Criminal prevé la posibilidad de prorrogarla otros dos años para delitos como los de asesinato y secuestro que se enjuiciarán en este caso.

Las acusaciones pedirán que se prorrogue la prisión otros dos años por la gravedad de los delitos, las elevadas condenas que piden para ellos -tres penas de prisión permanente revisable y otros 25 años de cárcel- y el riesgo de que intenten sustraerse a la acción de la justicia.

Ello unido a la cercanía de la celebración del juicio ante un jurado popular, dado que ya está casi finalizada la fase de instrucción y tanto las acusaciones como las defensas han presentado sus escritos de calificación.

Por el asesinato del turco Gilmaz Giraz (también conocido como Mehmet Demir), su esposa Sandra Capitán y la hija de ésta, una niña de seis años, están acusados el Pollino, su esposa, su padre y su madre. Otros dos acusados, un monitor de artes marciales y un amigo suyo que presuntamente fueron contratados por 3.000 euros para llevar a cabo el secuestro, están también en prisión incondicional pero fueron detenidos unas semanas después, uno de ellos a finales de octubre y otro en enero de 2018.

El objeto de los secuestradores era cobrar una deuda de Giraz u obtener información relacionada con las actividades ilícitas a las que se dedicaba, según las acusaciones. 

La acusación particular ha pedido además que entren en prisión las dos mujeres que se encuentran en libertad aunque se enfrentan a las mismas penas de prisión permanente revisable: la madre del Pollino, Joaquina H.J., y Manuela M.O., acusada de poner en contacto a la familia del Pollino con los contratados para el secuestro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios