ANDALUCÍA

Aplazan a septiembre el juicio al empresario que simuló besar a Teresa Rodríguez

  • La líder de Podemos dará a luz y el empresario va a someterse a una operación

El empresario Manuel Muñoz acude a declarar en los juzgados El empresario Manuel Muñoz acude a declarar en los juzgados

El empresario Manuel Muñoz acude a declarar en los juzgados

La Audiencia de Sevilla ha aplazado al 12 de septiembre el juicio contra el empresario Manuel Muñoz Medina por acometer a la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, sobre la que se abalanzó, empujó, sujetó una de las manos por la espalda y simuló besar en la boca. La Fiscalía pide para él una condena de un año y nueve meses de prisión por delitos de atentado a la autoridad y  contra la integridad moral.

El juicio estaba fijado para el 27 de febrero pero solicitaron el aplazamiento tanto Teresa Rodríguez, que en breve dará a luz su primer hijo, como el empresario, que va a ser sometido a una intervención quirúrgica.

Por ello, la Sección Cuarta de la Audiencia ha acordado una nueva fecha de juicio para el 12 de septiembre a las 10 horas, según la providencia a la que ha tenido acceso este periódico.

La agresión ocurrió en una exposición fotográfica en la Cámara de Comercio de Sevilla, el 20 de diciembre de 2016

Se trataba de un acto público y, al salir del despacho del presidente, la diputada andaluza de Podemos “fue abordada, acometida de forma inopinada y sorpresiva por el investigado” en presencia del presidente de la Cámara, la Jefa de Protocolo y otras personas, según la acusación de la Fiscalía.

Muñoz Medina, entonces vocal de la Cámara, “se abalanzó sobre ella, empujándola, la sujetó con una de sus manos por la espalda y posando la otra mano en la boca de la denunciante, besó su propia mano”.

La Audiencia confirmó hace unas semanas el procesamiento del empresario porque Teresa Rodríguez, según su propia declaración, se sintió “indignada, paralizada, extrañada, incrédula, sintió miedo y vergüenza” y se vio “en un clima de desamparo, ha sentido que se ha atacado su integridad moral, se ha sentido como un objeto y, como cargo público, desprovisto de toda autoridad”.

Los magistrados rechazaron el archivo pedido por el abogado del empresario alegando falta de dolo o voluntad de delinquir. En su recurso, redujo los hechos a una “broma de mal gusto” cuando estaba borracho.

La Fiscalía, sin embargo, considera que existen indicios suficientes de que se trató de un delito contra el orden público, al ser Teresa Rodríguez parlamentaria andaluza y estar participando en un acto como tal. De manera alternativa o complementaria, aprecia un delito contra la integridad moral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios