Estafa piramidal El juez toma declaraciones a afectados por las estafas del “padre Manolo”

El juez de Instrucción número 4 de Sevilla tomará declaración este miércoles a varios afectados por la estafas del "padre Manolo". El juez ha citado esta semana a cuatro testigos, entre ellos Antonio G.L. y Juan Carlos A.S., que prestaron 86.900 euros en una de las operaciones investigadas a Tobaja con esa casa de la calle Castilla, donde se vendió una vivienda de 387 metros cuadrados que el director artístico de cine Luis Manuel Carmona perdió como consecuencia de una serie de operaciones de los colaboradores de Tobaja.

Según la denuncia de Carmona, Tobaja le convenció para suscribir un préstamo con garantía hipotecaria de su vivienda ya que necesitaba urgentemente dinero en efectivo para comprar una finca en Alosno (Huelva). Su fundación Luz del Mundo pensaba dedicar la finca a crear un centro para la rehabilitación de ex presidiarios.

Carmona fue el primer denunciante y principal perjudicado por Tobaja. Tras aquella operación hipotecaria, firmó un poder notarial a favor del abogado Rubén D.L.S., a quien la Policía identifica como próximo colaborador del falso cura. Sin su conocimiento, este abogado vendió la casa por 701.538 euros a una empresa que pocos días después se la vendió a Almarcha.

Entre las nuevas diligencias, el juez ha pedido a otras dos personas que aporten sus contratos de préstamo con Tobaja.

Entre los investigados hay ya 16 personas entre prestamistas, abogados, economistas, empresarios y varios policías locales de Sevilla como Alfredo L.M. y su esposa, que compraron la casa de la calle Castilla. Hay otros policías locales investigados como Enrique C.R. y Juan Manuel M.E. 

El juez ha emprendido una nueva ronda de declaración de afectados y testigos tras dejar a Tobaja en libertad bajo fianza de 6.000 euros el pasado 12 de abril, después de un año y cinco meses preso. Lo hizo porque aún queda mucha investigación por delante y el juicio no podrá celebrarse antes de los dos años de prisión preventiva máxima que prevé la ley para estos delitos. 

Tobaja, experto en el imaginero Castillo Lastrucci, fue condenado por estafa en los años 90 y huyó de España a Puerto Rico, donde se hizo pasar por sacerdote y fue condenado de nuevo por apropiación. Él asegura que fue ordenado sacerdote legalmente.

Una de las condiciones de su libertad es la prohibición de salir de España y que se presente en el juzgado de instrucción 4 todos los lunes entre 8.30 y 9.30 horas.

El “padre Manolo”, como era conocido en Puerto Rico, está acusado de una presunta estafa piramidal a través de la Fundación Luz del Mundo, que creó para atender a presos excarcelados. Según la Policía, pedía dinero con la promesa de una elevada rentabilidad en poco tiempo y en un acta notarial de 2014 la fundación reconocía tener deudas por importe de 4.081.710 euros con 37 personas físicas y 7 jurídicas. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios