Atención sanitaria

Un médico denuncia la “mala praxis y trato contra la dignidad” en Urgencias

  • La ambulancia tardó 45 minutos y llegó solo con conductor

  • Denuncia el "caos sanitario" con motivo de la pandemia

Pacientes y sanitarios en la entrada al Hospital Virgen Macarena Pacientes y sanitarios en la entrada al Hospital Virgen Macarena

Pacientes y sanitarios en la entrada al Hospital Virgen Macarena / Antonio Pizarro

Un médico de 65 años de edad y 40 de profesión, residente en Las Pajanosas, ha denunciado ante el Defensor del Pueblo Andaluz y el Colegio de Médicos de Sevilla la presunta “mala praxis, negligencia sanitaria y atentado contra la salud y la dignidad de las personas” con motivo de la atención sanitaria recibida cuando su esposa se cayó, se desmayó y se fracturó la vértebra dorsal 5.

Ocurrió en su vivienda de Las Pajanosas el pasado 15 de septiembre. La mujer se cayó por la escalera y perdió el conocimiento. Su esposo llamó al 112, se identificó como médico y dijo que era “una situación de emergencia”. Pese a ello, la ambulancia tardó 45 minutos en llegar, aunque el tiempo de respuesta para emergencias es de 10 minutos según los protocolos de la Junta de Andalucía.

Por los síntomas, según el médico, podía tratarse de una hemorragia cerebral que dejase secuelas o incluso la muerte. Relata en su denuncia que la ambulancia solo venía con conductor, por lo que el médico denunciante, Julio V.T., tuvo que ayudarle a  introducir a su esposa.

Tras un viaje de 30 minutos hasta el Hospital Virgen Macarena, la enferma tardó otros 45 minutos en ser atendida en Urgencias, tiempo durante el cual no la vio ningún “médico, enfermera o auxiliar”, le llamaron “a viva voz por su nombre y apellidos”, en contra de los principios de protección de datos, y luego esperó tres horas y media para que le diesen una cama en Observación.

Entre las presuntas irregularidades, afirman que una auxiliar le levantó la pelvis para ponerle una cuña, lo que “no debió hacerse nunca” dada la fractura de vértebra que sufría.

Tras permanecer 24 horas en Observación, le dieron el alta pero estuvo cinco horas ocupando una cama y esperando la ambulancia.

En su denuncia ante el Servicio Andaluz de Salud (SAS), el Colegio de Médicos y el Defensor del Pueblo Andaluz, añaden que el informe hospitalario indicaba que la paciente debía ser revisada en Traumatología en un mes, en una cita que debía gestionar el Centro de Salud de Las Pajanosas.

El texto indica que Las Pajanosas solo tiene 1.200 habitantes y ningún caso de coronavirus, pese a lo cual el centro de salud solo atiende por teléfono. Después de varios intentos, dijeron al médico que “el centro de especialidades de San Jerónimo, que es donde debe ser vista por el traumatólogo, no le da acceso a agendar la revisión de la paciente”.

"Cuatro semanas sin seguimiento médico"

A ello, Julio V.T. añade que un compañero especialista en espalda, tras ver el corsé que  pusieron hace 21 días a su esposa, le ha dicho que “no es el adecuado para esa fractura y que no le sirve absolutamente para nada, ya que no le inmoviliza la vértebra fracturada pero sí le provoca múltiples contracturas musculares”.

“Desde hace cuatro semanas mi esposa tiene un tratamiento médico sin ningún seguimiento ni revisión y que con bastante probabilidad está está produciendo más daños que beneficios”, por lo que exige al Defensor que “se depuren las responsabilidades”, así como conseguir “una revisión médica en el plazo prescrito por el médico especialista” y que “se corrija el caos sanitario que narramos dentro del hospital y en los centro de salud”.

Todo ello por la “mala praxis y falta al código deontológico, tanto en el trato que recibió el día de la caída como en las 24 horas que estuvo ingresada en Observación”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios