Juicio por secuestro Un especialista en transporte gratis a punta de pistola

  • Secuestraba a conductores para que le trasladaran  donde pedía

Tramo de la Ronda Urbana Norte donde ocurrió uno de los secuestros Tramo de la Ronda Urbana Norte donde ocurrió uno de los secuestros

Tramo de la Ronda Urbana Norte donde ocurrió uno de los secuestros / Belén Vargas

La Fiscalía de Sevilla pedirá este jueves dos años de cárcel para un hombre que secuestró a punta de pistola a un conductor y le tuvo una hora dando vueltas por Sevilla porque, supuestamente, le perseguían unos rumanos. El acusado tiene otra condena por hechos similares en los que paró a dos conductores y en breve será juzgado por entrar a un bar haciendo disparos al aire. 

Ahora va a ser juzgado porque el 28 de septiembre de 2018, sobre las 16.25 horas, abordó a un hombre que acababa de sacar su vehículo de un garaje. Su compañera ya se había sentado en el asiento trasero y ambos esperaban a que una tercera persona cerrase la puerta de la cochera.

Entonces el acusado Pablo José C.R., de 46 años, se sentó en el  asiento del copiloto de forma sorpresiva y mostró al conductor lo que parecía una pistola, al tiempo que le decía “Tira palante y no digas nada, sácame de aquí que hay unos rumanos que me quieren matar”.

El conductor, asustado, inició la marcha, según el escrito de acusación del fiscal al que tuvo acceso este periódico. Poco después el procesado permitió que la mujer se apeara, pero obligó al secuestrado a continuar, diciéndole en varias ocasiones que “si se portaba bien no le haría daño”.

Durante una hora estuvieron circulando hasta que en la calle Mujer Trabajadora el conductor le dijo que necesitaba fumarse un cigarro, ambos se bajaron y entonces el acusado le puso las manos en el cuello y le dijo “que apretando la nuez era fácil matar a una persona en diez segundos”.

Finalmente Pablo José accedió a que el conductor se marchara, pero previamente le advirtió “que no le denunciara o le encontraría”.

El fiscal solicita dos años de cárcel por un delito de detención ilegal con la atenuante de trastorno mental pues el acusado realizó los hechos “con menoscabo leve de sus facultades volitivas”.

Se da la circunstancia de que el procesado tiene una condena anterior a seis meses de cárcel por hechos parecidos. Ocurrió a la 1.35 de la madrugada del 2 de octubre de 2018, cuando armado con una pistola que después resultó ser de aire comprimido se aproximó a varios vehículos que circulaban por la Ronda Urbana Norte a la altura de Pino Montano y encañonó a los conductores, exigiéndoles que pararan.

Así lo hizo una mujer, a la que apuntó con la pistola mientras le gritaba “de forma agresiva”. La conductora  pudo huir con una maniobra evasiva, según la sentencia.

A continuación el acusado paró con las mismas amenazas a un motorista, se montó de paquete, le puso la pistola en la espalda y le exigió que “le llevara al centro” mientras le advertía: “déjate de tonterías o te llevo por delante”.

El conductor, en un momento de descuido, pudo empujarle de la moto y huir.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios