Agresión sexual

El depredador sexual que violó a una mujer en Sevilla acepta un condena de 14 años y 10 meses

  • Las partes han solicitado que cumpla la pena en la zona del psiquiátrico penitenciario

Retrato robot divulgado por la Policía para localizar otras posibles víctimas

Fernando Gallardo, el depredador sexual que violó, robó y lesionó a una mujer en Sevilla en enero de 2020 ha aceptado una condena de 14 años y 10 meses de prisión por estos hechos, que ha reconocido durante el juicio celebrado en la sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla. Durante la vista oral, que ha sido a puerta cerrada, además de la víctima ha declarado el policía que realizó la detención y la prueba del ADN, así como los forenses, que han ratificado las lesiones físicas y psíquicas de la perjudicada. Por parte del acusado, los peritos han declarado sobre los informes psiquiátricos que indican que padece esquizofrenia paranoide

Aunque la Fiscalía y la acusación particular solicitaban penas totales de 34 y 35 años, tras el procedimiento como sumario y una negociación entre las partes, se ha solicitado una pena de 10 años de cárcel por un delito de agresión sexual en concurso medial con detención ilegal; 3 años y cuatro meses por las lesiones causadas a la perjudicada y 18 meses por el robo con intimidación. Las partes han pedido al tribunal que Fernando Gallardo cumpla esta condena en el psiquiátrico penitenciario, dado que padece una esquizofrenia paranoide.  

Además solicitan que, una vez cumplida la pena de privación de libertad, esté 10 años en libertad vigilada y no se pueda acercar a la víctima durante 20 años. Respecto a la indemnización, ha quedado establecida en 45.000 euros. Durante la sesión. el acusado ha aportado la escritura de propiedad de dos casas para hacer frente a este pago y ha mostrado su arrepentimiento.

El acusado, que tenía 57 años cuando fue detenido, había pasado 26 años en prisión, 20 de ellos por otra agresión sexual. La última vez que ingresó en un centro penitenciario lo hizo el 16 de octubre de 1998 y no salió hasta el mismo mes de 2018. Antes había pasado otros cinco años en la cárcel por una condena por un robo y unos meses más en preventivo a mediados de los años ochenta, por una agresión sexual ocurrida en Córdoba por la que fue detenido y encarcelado pero de la que luego resultó absuelto.

En su escrito de acusación, el Ministerio Público señala que el acusado viajó desde Jaén a Sevilla y abordó a la víctima sobre las 21:00 del 28 de enero de 2020 cuando se disponía a entrar en el portal de su vivienda en una calle de Triana.

La joven, pensando que era un vecino, abrió la puerta, lo que aprovechó el procesado para esgrimir una navaja y tratar de entrar con ella en su vivienda. Entonces se produjo un forcejeo en el que la mujer resultó con profundos cortes en varios dedos y Fernando Gallardo "le arrebató las llaves, la introdujo por la fuerza en el interior de su piso” y una vez dentro la obligó a desnudarse y la agredió sexualmente de forma violenta en repetidas ocasiones.  Durante tres horas impidió que la mujer abandonara la vivienda hasta que ella simuló un vómito y desde el baño consiguió llamar a una amiga, que dio aviso a la Policía.

El acusado salió del domicilio a las 0:40 horas y fue detenido en las inmediaciones a las 3:45.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios