Acusado de una estafa piramidal

El juicio a Martagón se suspende hasta enero por un error del juzgado

  • No notificó documentación que demostraría el intento de solucionar las deudas

  • Después de Reyes empezará este juicio por unos hechos ocurridos hace 10 años

El delegado del Sevilla FC Juan Martagón El delegado del Sevilla FC Juan Martagón

El delegado del Sevilla FC Juan Martagón

El juicio contra el ex futbolista y delegado del primer equipo del Sevilla Fútbol Club Juan Martagón, acusado junto a otras tres personas de una presunta estafa piramidal, se ha suspendido hasta enero porque el juzgado de instrucción no notificó una documentación sobre inversiones hechas por la empresa.

Martagón y dos de sus socios -un tercero está en paradero desconocido- acudieron puntualmente este lunes a la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla, donde deben responder de una presunta estafa de 600.500 euros. El fiscal pide para cada uno de ellos seis años de cárcel.

El presidente del tribunal notificó la suspensión del juicio porque el juzgado de instrucción 6 no había dado traslado a las demás partes de una pieza separada de la causa, en la que la empresa aportaba diferente documentación que demostraría que hizo inversiones y contratos para intentar solucionar la situación.

Pedro Izquierdo, presidente del tribunal, suspendió el juicio hasta el 8 de enero pero previamente advirtió a todas las partes que se trata de una causa de hace diez años y de especial complejidad, para la que hay que citar a 25 inversores afectados, por lo que pidió la colaboración de todas las partes “para la buena marcha de la Justicia”.

El tribunal aprovechó la suspensión por esta causa para pedir que se solventen otros defectos denunciados por las defensas como el hecho de que uno de los afectados ha fallecido y sus herederos no ha aportado un título sucesorio adecuado.

También intentaron suspender el juicio porque la empresa Consultora de Estudios Hipotecarios no había sido oída en fase de instrucción, aunque sí que se le notificó el auto de apertura de juicio.

Fuentes del caso explicaron a los periodistas que la documentación que falta ocupa un millar de folios y fue separada de la causa principal en el juzgado de instrucción. Se trata de contratos hechos por la empresa para intentar paliar la situación con sus deudores y fue aportada por uno de los socios procesados, José Adrián R.M.

La Fiscalía pide para Martagón seis años de cárcel y multa de 9.000 euros, pese a reconocer que el ex futbolista se incorporó a la empresa unos meses después de su creación y que los acusados le utilizaban “para dar mayor credibilidad o apariencia de seriedad al negocio”.

Pide la misma condena para José Adrián R.M. y Juan T.C. Un tercer socio, Joaquín T.P. está en paradero desconocido y será juzgado si alguna vez es localizado o detenido.

La empresa Consultora de Estudios Hipotecarios se fundó en 2005 y hasta el año 2008 fue captando inversores. Los clientes pedían más dinero del estrictamente necesario para las operaciones financieras y los acusados les ofrecían invertirlo en la propia sociedad y así obtener una remuneración anual del 20%.

Así crearon una estructura piramidal en la que los intereses de los inversores antiguos se iban abonando (generalmente en mano y en metálico) con las aportaciones de los nuevos, hasta que en 2008 dejaron de pagar “la alta remuneración prometida” según el fiscal.

Afirma el escrito de acusación que los responsables de la empresa “eran perfectamente conscientes” de que les iba a ser imposible devolver las aportaciones realizadas “tanto por su falta de liquidez como porque nunca fue su intención hacerlo”.

El delegado del Sevilla, que este lunes no hizo declaraciones por consejo de su abogado, ha comparecido en varias ocasiones como imputado en relación con estos hechos. En una de ellas, en octubre de 2012, aseguró al juez que se vio "perjudicado" por la gestión de la sociedad y negó que se hubiese dedicado a "administrar, destinar para ningún fin o invertir las cantidades objeto de este procedimiento".

Martagón admitió en aquella declaración que firmó como avalista en varias operaciones y que entregó 30.000 euros como un préstamo a la sociedad, en la que también figuran dos cuñados de su esposa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios