Juicio por estafa

Siete años de cárcel a unos estafadores especializados en personas necesitadas

  • Las víctimas no recibieron el dinero ni el coche usado en el préstamo

El juicio se celebrará en la Audiencia de Sevilla El juicio se celebrará en la Audiencia de Sevilla

El juicio se celebrará en la Audiencia de Sevilla

La Fiscalía de Sevilla pide siete años de cárcel para seis personas que van a ser juzgadas por una estafa en la que se habían especializado en personas necesitadas que no podían acceder a préstamos: les ofrecían suscribir un crédito para la compra de un coche que luego sería puesto en venta para obtener dinero en efectivo.

El escrito de acusación del fiscal, al que ha tenido acceso este periódico, relata diez operativas de este tipo. Algunos de los afectados siguen pagando las mensualidades sin haber recibido el coche ni el dinero prometido.

Los acusados son seis personas, algunas de ellas vinculadas a un concesionario de automóviles, y otros cómplices que están en paradero desconocido. A través de anuncios en internet ofrecían préstamos cuyo objetivo eran personas “con dificultades para que les fueran concedidos”.

Según relata el fiscal, un coche que tenía un precio oficial de 7.960 euros fue vendido por 4.500 euros al concesionario implicado y otro vehículo adquirido por 19.575 euros fue transmitido por 12.500 euros.

En algunos de los casos, los acusados suplantaban la personalidad de los compradores y en otras falsificaron nóminas de los peticionarios.

El escrito de acusación cita el caso concreto de una mujer a la que uno de los acusados ofreció 10.000 euros a devolver en 7 años. La víctima suscribió el 7 de junio de 2013 un contrato de financiación por importe de 10.553 euros y desde aquella fecha ha venido abonando el préstamo “sin que haya recibido importe alguno ni el vehículo presuntamente adquirido”. El coche fue adquirido el 17 de junio de 2013 por 3.000 euros y a fecha de diciembre de 2015 tenía un valor venal de 5.686 euros.

En el juicio que se celebrará a partir del 17 de septiembre, la Fiscalía imputa a cada uno de los procesados un delito continuado de falsedad en documento mercantil, por el que pide dos años y medio de cárcel, y otro delito continuado de estafa, con una condena de cuatro años y medio. El concesionario implicado será responsable subsidiario de indemnizar a las víctimas en las cantidades que determine el tribunal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios