Caso de la mafia del taxi

El juez remite a la vía Contencioso-Administrativa el desahucio de Solidaridad del Taxi del aeropuerto

  • No está claro si era una concesión o un contrato de arrendamiento

  • AENA es condenada a pagar las costas por haber ignorado una resolución idéntica anterior

  • Un atestado policial vincula esa orden de desalojo con el sabotaje de los aseos públicos del aeropuerto

Enrique Filgueras y otros dirigentes de Solidaridad del Taxi salen de los juzgados Enrique Filgueras y otros dirigentes de Solidaridad del Taxi salen de los juzgados

Enrique Filgueras y otros dirigentes de Solidaridad del Taxi salen de los juzgados

Comentarios 2

El juzgado de Primera Instancia número 12 de Sevilla ha remitido a la vía Contencioso-Administrativa el desahucio de la asociación Solidaridad del Taxi del local que ocupa en el aeropuerto de Sevilla. El juez aprecia falta de jurisdicción y no se ha pronunciado sobre el fondo de la cuestión y la legalidad o no de la ocupación de esa sala.

El organismo estatal AENA había pedido el desalojo de Solidaridad del Taxi por la finalización del contrato y porque la sala, de 70 metros cuadrados, sólo debía utilizarse para descanso de los taxistas pero en ella se había instalado un bar no autorizado que vendía sus productos a la calle

El juez de Primera Instancia 12, al igual que resolvió su compañera del juzgado número 1 hace unos meses en otra acción "esencialmente idéntica" de AENA contra Solidaridad del Taxi, no ha entrado a valorar la demanda ni a resolver sobre el fondo del asunto. 

Al ser una "cuestión idéntica en cuanto a sujetos y petición" que adquirió firmeza al no recurrir AENA, este organismo es condenado a pagar las costas procesales.

El auto indica expresamente que “no consta que el contrato de concesión administrativa de 2010 se haya transformado en contrato de arrendamiento”, pues la normativa exige la conformidad del concesionario en un determinado plazo, que “no consta evacuada, expresada o manifestada”.

“En nuestro caso cabe concluir que, o bien subsiste la concesión, en el supuesto de que se estime que la Asociación del Taxi no ha sido requerida a tal fin, o bien la concesión está extinguida y procede su liquidación (en el caso de que se estimara a aquella disconforme), sin que ninguna de esas situaciones sea residenciable en la jurisdicción civil”.

AENA deberá plantear el desahucio en la jurisdicción Contencioso-Administrativa, según informan fuentes judiciales a este periódico.

El organismo estatal firmó un "contrato de concesión administrativa" del local de la terminal aérea el 1 de abril de 2010. La duración prevista era de cinco años y desde hace varios meses intenta infructuosamente su desalojo. Denuncia que la asociación de taxistas que tiene el monopolio de la parada del aeropuerto incumplió los términos del contrato e instaló de manera irregular un bar. El contrato especificaba que el uso del local debía ser únicamente de almacén, sala de descanso y comedor de los taxistas.

Solidaridad, en cambio, instaló un bar abierto al público. Esa dirección en la calle Aeropuerto de San Pablo figura como sede de la asociación y en ella está actualmente el despacho de su presidente, Enrique Filgueras.

Treinta y dos personas vinculadas a Solidaridad del Taxi están siendo investigadas en el juzgado de Instrucción 8 por las presuntas amenazas y coacciones para monopolizar la parada de taxis del aeropuerto. Esta juez ha acumulado otras denuncias por amenazas y agresiones a conductores de Vehículos de Transporte Concertado (VTC) como Uber o Cabify.

Un atestado de la Brigada de Información de la Policía aportado a este juzgado vincula a miembros de Solidaridad del Taxi con el sabotaje a los aseos del aeropuerto el 23 de febrero de 2018, después de recibir la notificación de que debían desalojar el local que usan en la terminal aérea.

Entre las presuntas irregularidades, otro informe policial recogió que el local de Solidaridad del Taxi dispone de una cámara que enfoca al túnel de acceso al aeropuerto y le permite tener información sobre el volumen de pasajeros, paso de personas, personal de AENA o policías, "sin tener competencias de seguridad pública ni privada".

A veces no hay suficientes taxis para atender el túnel de llegadas del aeropuerto, por lo que Solidaridad del Taxi prohíbe a sus socios los juegos de azar en su local entre las 19 y 21 horas con objeto de que la parada no quede desatendida. Juegos donde las apuestas llegar a los 2.000 euros, según los informadores de la Policía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios