Actualidad

Una operadora indemniza con 6.100 euros a un cliente que estuvo más de dos años en un registro de morosos

Usuario de 'smartphone' Usuario de 'smartphone'

Usuario de 'smartphone' / TeroVesalainen, Pixabay

Una operadora telefónica ha indemnizado con 6.100 euros a un cliente que estuvo más de dos años en un registro de morosos, por una supuesta deuda que tenía con la compañía y que después se comprobó que se había debido a un error.

El cliente, el abogado Francisco Tejado, tenía contratado un servicio de fijo y móviles con la operadora telefónica, y al regresar de un viaje al extranjero la compañía le envió una factura por importe de más de 6.000 euros por el servicio de roaming, que se conectaba automáticamente cuando se salía de viaje y se descargaban datos que luego se facturaban, así como otros cargos por llamadas y mensajes de texto que no se habían efectuado.

El letrado reclamó a la operadora pero "no sirvió para nada", explica Francisco Tejado, que añade que entonces se vio obligado a presentar una denuncia ante la secretaría de estado de Telecomunicaciones. En un primer momento, Telecomunicaciones no le dio la razón al cliente, pero éste recurrió y confirmó que los hechos denunciados eran ciertos, señalando que la operadora no había cumplido con sus obligaciones y había actuado de forma contraria a Derecho. De esta forma, la factura se redujo de los más de 6.000 euros a 620,38 euros.

De forma paralela y como quiera que el cliente rechazó el pago, devolviendo la factura, la compañía lo incluyó en un registro de impagados, donde estuvo más de dos años inscrito, con los inconvenientes que dicha inclusión tiene a la hora de realizar, por ejemplo, pagos aplazados o solicitar algún tipo de crédito. El letrado reclamó a la compañía que lo sacara de dicho registro, pero la compañía hizo caso omiso, por lo que acudió a los tribunales.

El pleito recayó ante el juzgado de Primera Instancia número 1 de Sevilla, donde antes de ser juzgado el caso, la operadora telefónica ha llegado a un acuerdo por el que ha indemnizado al cliente con 6.100 euros por los daños causados por su inclusión y mantenimiento en el registro de impagados durante más de dos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios