Caso Marta del Castillo Los padres de Marta piden a la Audiencia que anule su expulsión del juicio al Cuco

  • Consideran que la decisión del juez supone una "grave vulneración" de la tutela judicial efectiva que puede "arrinconar a las verdaderas víctimas, ofendidos y perjudicados" por el falso testimonio.

Antonio del Castillo y Eva Casanueva, en una manifestación por el décimo aniversario del crimen. Antonio del Castillo y Eva Casanueva, en una manifestación por el décimo aniversario del crimen.

Antonio del Castillo y Eva Casanueva, en una manifestación por el décimo aniversario del crimen. / Juan Carlos Vázquez

Los padres de Marta del Castillo, Antonio del Castillo y Eva Casanueva, han pedido a la Audiencia de Sevilla que anule la decisión del juez de Instrucción número 2 de Sevilla de expulsarles como acusación particular del juicio al Cuco y a su madre por un delito de falso testimonio, al considerar que esta resolución supone una "grave vulneración" del derecho a la tutela judicial efectiva que puede "acarrear consecuencias nefastas a la propia sociedad y al Estado de Derecho, arrinconando a las verdaderas víctimas, ofendidos y perjudicados por el delito" y privándoles de su derecho a mostrarse parte en la presente causa.

En estos términos se expresa la abogada Inmaculada Torres, que representa a los padres de Marta, en el recurso de apelación que han presentado en la Audiencia de Sevilla, donde critica que tras esta expulsión como acusación particular se intenta "solventar o maquillar dicha privación de derecho, atribuyendo a las verdaderas víctimas, ofendidos y perjudicados por el delito una posición de acusador popular que, sin perjuicio de infringir el ordenamiento jurídico, en absoluto, colma las aspiraciones a obtener una resolución fundada en derecho, sobre todo, teniendo en cuenta que Antonio del Castillo y Eva Casanueva no son terceros ajenos al procedimiento en el que se vertió el falso testimonio, sino parte principal en dicho procedimiento, donde se juzgaba la muerte y desaparición de su hija menor de edad y que dicho falso testimonio les causó un grave perjuicio psicológico y moral".

La abogada de los padres añade que un testimonio falso en un juicio puede provocar "una resolución injusta, es decir, un pronunciamiento en el que no se realice el valor superior de la Justicia y se lesione un interés que debe ser protegido por el Poder Judicial, no sólo el interés general sino el concreto del particular que ha visto vulnerado su derecho a obtener una resolución justa".

Por todo ello, sostiene que la legitimación como acusación particular la tienen los padres "directamente" en cuanto víctimas del delito, pues "han sufrido directamente la acción delictiva y son los sujetos pasivos del delito en cuanto titulares del bien jurídico protegido", aunque en este punto el instructor sostuvo en el auto que el sujeto pasivo es la propia Administración de Justicia.

Inmaculada Torres concluye que los padres presentaron la denuncia por el falso testimonio "en calidad de víctimas, perjudicados y sujetos pasivos del delito de falso testimonio" puesto que el Cuco y su madre "se concertaron para engañar al tribunal en el juicio en el que se juzgaba el asesinato y la desaparición de Marta del Castillo y que como consecuencia de la declaración mendaz que estas personas habían organizado y profirieron ante la Sala, vieron frustrado su derecho a obtener la tutela judicial efectiva, al resultar absueltos la mayoría de los acusados, cuya intervención por estos mismos hechos se dio probada en la sentencia por el juzgado de Menores, que no sufrió el citado engaño, lo que les ha ocasionado un grave daño moral y psicológico".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios