Actualidad

La fiscal acusa de asesinato al parricida de la Macarena

  • La madre y la hermana, citadas como testigos, no se han presentado al no ser acusación particular

Detención del parricida de la Macarena / ANTONIO PIZARRO

El hombre detenido como presunto autor de la muerte de su padre, el escritor onubense Antonio Perejil, en su vivienda de la Macarena, en Sevilla, ha ratificado la confesión que realizó ante el juez de guardia, por lo que la fiscal ha considerado que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato.

Según han informado fuentes judiciales a Efe, J.P. ha comparecido este lunes en el Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla y ha confirmado las explicaciones que dio al magistrado de guardia. La investigación queda ahora a expensas del informe psiquiátrico que los forenses del Instituto de Medicina Legal elaborarán después de entrevistar al detenido el próximo 25 de febrero en los juzgados.

La madre y la hermana de J.P., que también estaban citadas como testigos, no se han presentado porque de momento no se han personado como acusación particular, de ahí que no estén obligadas a declarar.

La jueza también ha solicitado las testificales de los vecinos de la familia y de las personas con las que el detenido presuntamente fue a consumir sustancias estupefacientes el día de los hechos, el 22 de enero.

El Juzgado de Instrucción número 10, en el que ha recaído el caso porque hace un par de años ya trató un presunto caso de violencia familiar con el ahora investigado, acordó el 10 de febrero la incoación del procedimiento para que un jurado popular enjuicie a J.P., que está en prisión provisional desde el 24 de enero.

El hombre, de 28 años, fue detenido después de que el cadáver de su padre, de 65, fuese hallado en su vivienda con indicios de violencia.

En su auto, al que ha tenido acceso Efe, la magistrada relata que el detenido es politoxicómano, padece problemas mentales y "mantenía continuas peleas y discusiones con su padre".

"El día de los hechos, sobre las 13.20 horas, ambos salieron del bloque y volvieron sobre las 14.45", mientras que entre las 16.00 y 16.30 "algunos vecinos escucharon golpes y discusión en el interior de la vivienda".

Casi una hora y media después, estos testigos vieron a J.P.S. "sentado en las escaleras del bloque", mientras que su padre "se queda sentado en el sillón del salón, dormido".

"En un determinado momento", prosigue la instructora, el hijo se dirigió a la cocina y "se apoderó de un cuchillo de cocina con mango de madera de 17,5 centímetros de hoja" para propinar una cuchillada a su padre, aún sentado, que le traspasó el esternón pero no afectó a órganos vitales.

"La víctima se levantó e intentó defenderse", momento en el que ambos cayeron al suelo, el padre se quedó tendido y boca arriba y recibió una segunda puñalada que le causó la herida mortal, ya que la hoja penetró en el pulmón, seccionó la arteria pulmonar y lesionó el ventrículo derecho.

"La víctima probablemente trató de moverse, al tratarse de heridas de extrema gravedad pero que no causan la inmediata muerte", mientras que su hijo se marchó de la casa no sin antes coger dinero de la cartera de su padre y las llaves de su coche.

El investigado regresó al domicilio sobre las 21.30 horas, "tras haber estado consumiendo sustancias estupefacientes", y fue detenido.

Según la instructora, estos hechos "revisten por ahora (...) los caracteres de un delito de asesinato u homicidio".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios