Violación en la Cartuja

Los peritos ratifican que hallaron ADN de dos de los tres acusados de la violación grupal

  • Los forenses declararon que la víctima presentaba lesiones compatibles con la agresión

Imagen del primera día del juicio. Imagen del primera día del juicio.

Imagen del primera día del juicio. / Pepo Herrera/EFE

Varios peritos y forenses han ratificado . los informes elaborados para la investigación de la violación grupal a una joven el 23 de abril de 2017 en las inmediaciones del Estadio Olímpico de la Cartuja en Sevilla y han confirmado que hallaron restos de ADN de dos de los tres acusados

El juicio contra N.M., D.D. -ambos en prisión preventiva desde el 28 de abril- y A.I.M. -en libertad provisional desde agosto tras pagar 12.000 euros de fianza-, para quienes la Fiscalía pide 23 años como autores de un delito de violación y otro de lesiones, ha continuado hoy en la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla con la declaración de un testigo y varios forenses y peritos.

Uno de los forenses ha confirmado que la víctima, que ya declaró por videoconferencia el pasado martes en la primera sesión del juicio, sufre secuelas de estrés postraumático desde los hechos, según informaron a Efe fuentes del caso.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, fue agredida sexualmente por los tres acusados a los que conoció esa noche en una discoteca de la que se marchó con ellos en un coche, donde presuntamente la violaron mientras le tapaban la boca para que no se oyeran sus gritos de auxilio.

Ante su fuerte resistencia, N.M. "comenzó a golpearla" llegando a tumbarla en el asiento trasero.

Al intentar escapar, A.I.M., desde el asiento del conductor, salió del mismo y la golpeó "brutalmente" y también la violó.

Tras las agresiones sexuales, N.M. sacó a la víctima "violentamente" del coche agarrándola por los pelos y la llevó a un descampado cercano, donde le golpeó la cabeza contra el suelo, la volvió a violar y le propinó puñetazos en la cara ante los que la víctima perdió el conocimiento.

Como consecuencia de todo ello, la joven sufrió lesiones que le han dejado secuelas, con un trastorno de estrés postraumático "severo" que la llevó incluso a tener una tentativa de suicidio por la que estuvo hospitalizada.

En su declaración en la primera sesión los acusados negaron los hechos al asegurar que las relaciones sexuales fueron consentidas y atribuir sus lesiones a que se cayó por un terraplén.

Los forenses que la examinaron han declarado que presentaba algunas lesiones compatibles con la agresión sexual y otras que pudieron producirse por caídas al intentar huir o defenderse.

Los expertos que analizaron las muestras de ADN han declarado que encontraron perfil biológico y huellas de los dos acusados que permanecen en prisión preventiva.

También ha testificado el portero de la discoteca en la que víctima y acusados se conocieron y ha afirmado que vio salir a los cuatro, sin poder identificarlos, y que observó que la chica se tambaleaba con síntomas de embriaguez cuando se montó en el coche.

El juicio continuará el 27 de noviembre con la declaración de una amiga de la víctima a la que ésta relató los hechos el mismo día y la presentación de las conclusiones e informes finales de las acusaciones y defensas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios