Universidad de Sevilla

El rector de la Hispalense recibe a las docentes que sufrieron los abusos de un catedrático

  • El rector ha querido “revisar la situación en la que están” las tres profesoras tras la sentencia de la Audiencia que rebajó la condena al ex decano de la Facultad de Ciencias de la Educación.

Miguel Ángel Castro, rector de la Universidad de Sevilla Miguel Ángel Castro, rector de la Universidad de Sevilla

Miguel Ángel Castro, rector de la Universidad de Sevilla / Belén Vargas

El rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, ha recibido a las tres profesoras que sufrieron los “abusos sexuales” por los que ha sido condenado el catedrático y ex decano de la Facultad de Ciencias de la Educación Santiago Romero, a quienes quiso así mostrar su “apoyo y cercanía”.

Castro ha recibido a estas tres profesoras tras la reciente publicación de la sentencia de la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla que redujo de siete años y nueve meses a dos años y nueve meses de cárcel la condena impuesta por el Juzgado de lo Penal número 2 a quien fuera decano de la Facultad de Ciencias de la Educación entre los años 1997 y 2009 por abusar sexualmente de tres profesoras, al considerar que en los referidos delitos concurre la circunstancia atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas.

Según informó la Universidad de Sevilla, al recibir a estas tres profesoras, el rector quiso “revisar la situación en la que se encuentran”, mostrarles su “apoyo y cercanía”, y realizar “una valoración de lo acontecido y de las medidas que habrán de seguir adoptándose con el propósito de llevar a buen fin acciones reparadoras”.

En primer lugar, la Universidad de Sevilla desea “manifestar la relevancia de la sentencia en relación con el reconocimiento de los hechos, lo que da la razón” a las profesoras y, en segundo lugar, desea “expresar su total repulsa ante estas conductas”.

Según continúa la institución académica, “en el transcurso del largo tiempo empleado en el proceso judicial, la Universidad de Sevilla ha trabajado intensamente en la mejora de los procedimientos de prevención e intervención ante situaciones de acoso a los que toda la comunidad universitaria puede acceder con carácter general, encontrándose la institución en una situación mucho mejor para prevenir, identificar y actuar ante acciones de esta naturaleza”.

La Universidad avisa además de que “será contundente ante cualquier situación similar que ocurra en su seno”, y, en relación con las profesoras afectadas por los abusos sexuales, explica que ha articulado “diversos planes para apoyar tanto su recuperación como su integración en la vida académica”. Asimismo, y de manera paralela, la Universidad de Sevilla ha adoptado un conjunto de medidas disciplinarias, de acuerdo con la legislación vigente, que incluyeron tanto la suspensión de empleo y sueldo al “profesor abusador”, que se han mantenido hasta su jubilación en junio de 2019, como la prohibición de acceder éste a los espacios universitarios.

Finalmente, la Universidad de Sevilla entiende que la reducción de la condena que ha acordado la Audiencia Provincial “debería ser motivo de reflexión en el espacio jurídico de cara al futuro, toda vez que vuelve, a su parecer, a victimizar a las personas que han sido objeto de abusos sexuales”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios