Riña tumultuaria

Una deuda de 150€ deriva en una pelea tumultuaria con cuatro imputados

  • Uno de los agredidos fue apuñalado junto al corazón

Un furgón policial entra en los juzgados de Dos Hermanas Un furgón policial entra en los juzgados de Dos Hermanas

Un furgón policial entra en los juzgados de Dos Hermanas / José Angel García

Una deuda de 150 euros entre dos mujeres derivó en una riña tumultuaria de la que salieron sus respectivas parejas apuñaladas, una mujer y un joven lesionados y cuatro personas imputadas en el juzgado y con orden de alejamiento.

El origen de la trifulca fueron los 150 euros que S.D.M., de 22 años, había prestado a T.P.M., de 37,  porque “le daba pena porque decía que no tenía para comer” y que ésta le había prometido devolvérselo en 15 días.

Como la devolución no se producía, a medianoche del 23 de septiembre pasado, la joven de 22 años y su pareja Rafael M.Q. se personaron en la vivienda de la deudora en Dos Hermanas y allí se produjo una pelea a puñaladas, palos y pedradas de la que dos hombres salieron con heridas de arma blanca y terminaron hospitalizados bajo custodia policial.

Rafael M.Q., según el informe del hospital de Valme, presentaba una puñalada en el hipocondrio izquierdo, herida incisa en el antebrazo izquierdo y un golpe en la cabeza.

La pareja de la morosa, Ramón C.A., de 28 años, fue atendido en el hospital Virgen del Rocío una puñalada en el brazo y policontusiones por todo el cuerpo.

Un hijo de la deudora, de 20 años, fue atendido en el Centro de Salud de Dos Hermanas de contusiones en los brazos producidas por las pedradas que recibió, mientras que la joven que reclamaba el dinero fue agarrada por los pelos y recibió otra pedrada en la espalda.

En su denuncia ante la Policía, las dos mujeres se culparon mutuamente: La deudora aseguró que S.D.M. llevaba varios días amenazándole por WhatsApp con que si no pagaba la deuda le iba a “partir los retrovisores del coche”. “Me voy a cobrar con tu coche y con tu vida”, decía en los mensajes que la denunciante mostró a la Policía. Aseguró a la Policía que vio desde el balcón como la denunciada y su pareja rompieron con un martillo la luna delantera de su coche y los dos espejos retrovisores.

La deudora, según la denuncia, escribía por WhatsApp: “no me da la gana devolvértelo, si quieres recuperarlo ven a mi casa que allí me encontrarás”. Asegura que, cuando llegaron a su domicilio, se encontraron en la puerta “a dos varones con los brazos cruzados y gesto amenazante” y a continuación se desencadenó la reyerta.

Los cuatro implicados fueron imputados por el juzgado número 6 de Dos Hermanas de un delito de lesiones en riña tumultuaria, castigado con prisión de dos a cinco años. Todos quedaron en libertad y además con una orden de alejamiento recíproca para Ramón C.A., que tiene  ocho antecedentes policiales, y para Rafael M.Q., con siete antecedentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios