SEDES JUDICIALES

Los juzgados del Prado estrenan un luminoso Registro

  • Varios meses de retraso por discrepancias con la empresa adjudicataria

El nuevo Registro en los juzgados del Prado El nuevo Registro en los juzgados del Prado

El nuevo Registro en los juzgados del Prado

Comentarios 2

Con varios meses de retraso, los juzgados del Prado de San Sebastián estrenaron esta semana un luminoso y extenso Registro, primera fase de un proyecto más amplio para reubicar diferentes servicios y trasladar a este edificio los cuatro juzgados de Violencia sobre la Mujer.

El nuevo Registro es lo primero que se encuentra el usuario nada más entrar y destaca por sus grandes cristaleras, que aumentan la sensación de amplitud. 

El contraste es evidente con el aspecto de meses pasados, cuando una enorme lona cubría ese espacio para tapar las obras paralizadas. Los trabajos, por un importe de 265.000 euros, empezaron en octubre de 2017 y debían haber terminado en junio pasado pero estuvieron interrumpidos por un incumplimiento de contrato por parte de la empresa adjudicataria, según informan a este periódico fuentes de la consejería de Justicia.

La Junta abrió un procedimiento de rescisión pero finalmente se solventaron las discrepancias y las obras han sido reanudadas por la misma adjudicataria.

El presupuesto inicial era de 350.000 euros, se adjudicó por 265.000 y el coste final se va a ver incrementado en 15.000 euros.

Las citadas fuentes señalaron que en breve concluirá la remodelación de toda la planta baja con el traslado allí de los servicios del Decanato de los Juzgados, la Junta Electoral y la secretaria coordinadora provincial. 

El proyecto de reforma parcial del edificio incluye la instalación de los despachos de las psicólogas en el Instituto de Medicina Legal de la primera planta y la reubicación de las dependencias de la Guardia Civil. Será el paso previo al traslado al Prado de San Sebastián de los cuatro juzgados de Violencia sobre la Mujer, ahora instalados en unas dependencias en alquiler en la avenida de la Buhaira. También está sin terminar el cierre de los techos en la tercera planta tras haber renovado todo el cableado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios