Dos Hermanas

La defensa solicita la absolución de los tres acusados de quemar a un indigente en Dos Hermanas

  • Los abogados han impugnado la prueba de la tarjeta de memoria al no estar inventariada en el acta de entrada y registro

  • La acusación particular, ejercida por Curro Delmás, solicita tres años de cárcel para cada uno de los acusados por un delito de trato degradante y dos años para dos de ellos por lesiones graves

Los juzgados del Prado de San Sebastián Los juzgados del Prado de San Sebastián

Los juzgados del Prado de San Sebastián / josé ángel garcía

Casi un mes después de la primera sesión, se ha celebrado la segunda jornada del juicio donde tres hombres están acusados de quemar a un indigente en Dos Hermanas en mayo de 2014 y ya ha quedado visto para sentencia. En esta ocasión los letrados de la defensa han impugnado la prueba de la tarjeta de memoria en la que se encontraron los vídeos de la víctima al no estar inventariada en el acta de entrada y registro, aunque sí aparece reflejada una tarjeta de teléfono móvil. Según explico el abogado de la acusación particular, Curro Delmás, al no haber podido declarar el jefe de policía que realizó la investigación por estar con COVID, ha sido difícil probar que la tarjeta de teléfono inventariada corresponde con la de memoria, "aunque parece lógico que así sea".

La defensa ha solicitado la libre absolución de los acusados o, de forma subsidaria, la pena mínima por la atenuante de dilaciones indebidas porque los hechos se remontan a 2014.

El letrado de la acusación particular, Curro Delmás pide una pena de dos años de prisión para cada uno de los acusados y tres años por lesiones graves a Manuel D. A. y a Francisco C. D., además de una indemnización económica a su familia. La fiscal ha solicitado dos años de cárcel para Ramón H. H. y tres años para los otros dos acusados, además a Francisco C. D. y Manuel D. A., una indemnización de 1.440 euros para la hija de la víctima y otra, de manera solidaria entre los tres acusados para la hija y la pareja del fallecido de 9.000 euros.

Durante la primera sesión del juicio, el testigo protegido aseguró no recordar nada de las declaraciones realizadas en 2014 ante la Policía Nacional y el Juzgado de Dos Hermanas. Por otro lado, dos testigos y un perito informático de la Policía Nacional corroboraron los hechos presentados por la acusación particular.

Los hechos

Los hechos ocurrieron en mayo de 2014, cuando los tres acusados presuntamente ofrecieron dinero a un indigente, que era toxicómano, a cambio de que se quemara la barba para grabarlo en vídeo y luego colgarlo en Internet. El hombre tuvo que ser ingresado por las quemaduras en el Hospital Virgen del Rocío, donde falleció cinco días después.

El hospital emitió un informe en el que señala que la superficie corporal quemada es del seis por ciento, destacando la preexistencia de otras enfermedades graves como el VIH y hepatitis C "de muchos años de evolución y sin tratamiento".

En un primer momento, la juez los dejó en libertad al entender que no había "nexo causal" entre estos supuestos hechos y la causa final del fallecimiento, que no fueron las quemaduras sino las diversas enfermedades que padecía la víctima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios