Dos Hermanas

Los acusados de un tiroteo a plena luz del día aplazan el juicio

  • Están acusados de dos homicidios frustrados y renuncian a su abogado por falta de confianza

  • Una de las víctimas recibió siete disparos

Una operación policial en Dos Hermanas Una operación policial en Dos Hermanas

Una operación policial en Dos Hermanas

Dos hombres -padre e hijo- acusados de un doble intento de homicidio en un tiroteo en la barriada Ibarburu de Dos Hermanas renunciaron a su abogado y obligaron a aplazar el juicio hasta noviembre. Explicaron al tribunal de la Audiencia de Sevilla que han perdido la confianza en su letrado.

Los acusados son Antonio L.A. y Cristóbal L.G., padre e hijo, que se enfrentan a penas de hasta 26 años de cárcel. Ocurrió en la calle Manzanilla de Dos Hermanas a plena luz del día, a las 16 horas del 24 de septiembre de 2017, cuando Samuel C.H. y su amigo Manuel V.M. acudieron al domicilio de los procesados para aclarar una deuda que Cristóbal tenía con Manuel.

Según los escritos de acusación a los que ha tenido acceso este periódico, en un momento de la discusión Cristóbal sacó un arma corta cuyas características no constan y, encontrándose en todo momento en el interior de su domicilio, disparó “con la intención de acabar con la vida de Samuel y Manuel”. 

Mientras tanto, su padre  “le incitaba de forma reiterada para ello gritándole: tírale, tírale, mátalo, mátalo.

Los disparos solo alcanzaron a Samuel ya que Manuel puedo huir del lugar de los hechos a bordo del vehículo con el que habían llegado hasta allí. 

Samuel C.H. recibió siete impactos de arma de fuego en la región pectoral, abdominal, hipogastrio y brazo izquierdo que pusieron su vida en peligro y precisó de intervención quirúrgica en el hospital de Valme.

Otros disparos impactaron en el vehículo, donde los daños fueron tasados en 1.075 euros.

La Fiscalía pide para cada uno de ellos 20 años de prisión (nueve por cada uno de los dos delitos de homicidio en tentativa y dos años por tenencia ilícita de armas) además de una multa de 5.400 euros por el delito de daños y una indemnización total de 30.735 euros.

La acusación particular que ejerce la víctima del tiroteo eleva su petición a 26 años de cárcel y una indemnización de 74.120 euros por las lesiones, perjuicio estético, días de impedimento y daños morales.

Añade la acusación particular la prohibición de residir en el término  de Dos Hermanas o en la localidad en la que la víctima pueda constituir su domicilio en el futuro, durante 16 años. Igualmente pide la prohibición de comunicar con la víctima, y especialmente su esposa, durante otros 16 años.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios