Macrocausa de Invercaria

El tribunal rechaza todas las cuestiones previas y ordena seguir el juicio

  • La vista oral continúa con la declaración del ex presidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo, que se enfrenta a una petición de seis años de cárcel

El primer juicio de la macrocausa de Invercaria, por las ayudas a Aceitunas Tatis

La Sección Primera de la Audiencia de Sevilla, que celebra el primer juicio de la macrocausa de Invercaria, ha rechazado este lunes todas las cuestiones previas planteadas por las defensas del ex presidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo y de la ex administradora de Aceitunas Tatis Gracia Rodríguez, y ha ordenado que continúe el juicio contra ambos procesados.

Tomás Pérez-Sauquillo, que se enfrenta a una petición de seis años de cárcel y 25 años de inhabilitación por delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos, será el primero en declarar este lunes, y a continuación lo hará la ex administradora de la empresa de La Carolina (Jaén) que recibió un préstamo participativo de 100.000 euros y para la que se piden otros dos años y medio de prisión y 11 años de inhabilitación.

El pasado 16 de septiembre, las defensas denunciaron que este proceso constituye una "inquisitio generalis" (causa general) porque en la instrucción se han "seleccionado las inversiones fallidas" realizadas por la sociedad andaluza de capital riesgo, mientras que aquellas inversiones que fueron un "éxito se dan por buenas" y no han sido investigadas.

El abogado Javier Vidal, que representa a Pérez-Sauquillo, alegó la vulneración del principio de inocencia por esta causa general y consideró que "no se puede abrir un procedimiento penal simplemente por las operaciones fallidas".

Pérez-Sauquillo, ante el tribunal. Pérez-Sauquillo, ante el tribunal.

Pérez-Sauquillo, ante el tribunal. / José Ángel García

La defensa del ex presidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo planteó hasta media docena de cuestiones previas, entre ellas la vulneración del derecho fundamental a la tutela judicial efectiva, puesto que, según el letrado, han llegado a juicio "sin saber qué hemos incumplido".

En este sentido, la defensa cuestionó que el instructor y las acusaciones han acusado al ex presidente con el argumento de que la ayuda se concedió "sin cumplir" el plan director de Invercaria para la realización de estas inversiones, cuando el propio juez instructor ha dicho que este plan director "tiene un carácter orientativo", de ahí que considere que se ha producido una vulneración "clamorosa y flagrante" del derecho a la tutela judicial efectiva.

Sobre el plan director también señaló defensa que se ha quebrantado el principio de legalidad y tipicidad, al entender que se ha "elevado a la categoría de norma suprema" un "borrador del plan director" que tiene carácter orientativo y todo ello a través de la declaración del denunciante en el caso, el ex director de Promoción de Invercaria Cristóbal Cantos, cuya declaración ante el juez reclamó la defensa su nulidad porque el instructor antes de esa comparecencia estuvo 11 minutos "explicándole lo que habían declarado los afectados y lo que le puede perjudicar y beneficiar". Según la defensa, esto podría haber provocado incluso que en lugar de testigo podría haber sido llamado como investigado a este juicio.

Por último, la defensa también solicitó la acumulación de las 30 piezas en las que se ha dividido la macrocausa de Invercaria, de las cuales 13 de ellas ya han sido elevadas a la Audiencia de Sevilla para su enjuiciamiento. La defensa añadió que "todas las inversiones" de Invercaria se hacían "en base a un análisis técnico".

Por su parte, el abogado Miguel Ángel Gómez, que representa a la ex administradora de Aceitunas Tatis, insistió en la existencia de una "causa general" y denunció igualmente que se ha elevado a "categoría de norma" el plan director de la sociedad de capital riesgo, cuando "ni es norma ni de obligado cumplimiento con respecto a terceros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios