Violencia machista

Un maltratador agredió a su ex pareja con una litrona en la cabeza

  • "Fuera de sí" porque creía que ella estaba con otro hombre

Un furgón policial entra en los juzgados de Dos Hermanas Un furgón policial entra en los juzgados de Dos Hermanas

Un furgón policial entra en los juzgados de Dos Hermanas / José Angel García

El juez de instrucción 5 de Dos Hermanas ha decretado una orden de alejamiento de 700 metros para un joven de 28 años que agredió a su ex pareja con una litrona en la cabeza y le propinó puñetazos en la cara y en la boca boca porque creía que ella estaba acompañada de otro hombre.

La agresión ocurrió a las 3 de la madrugada del pasado 24 de mayo, cuando la denunciante se encontraba en una tienda de 24 horas y apareció su ex pareja Ramón C.A., de 28 años, con quien había tenido una relación de unos 10 meses, cinco de ellos de convivencia.

El denunciado, según la víctima, estaba “muy nervioso y agresivo” y deseaba conocer si estaba acompañada de uno de los jóvenes que en ese momento había en la puerta del establecimiento, pues no se creía que estuviese con una amiga.

Ramón C.A. fue hacia ese grupo de jóvenes, propinó un empujón a uno de ellos y a continuación cogió del brazo a la mujer para intentar alejarla del lugar pero ella se agarró fuertemente a la reja del establecimiento.

Fruto del forcejeo,  la denunciante cayó al suelo y entonces el acusado, que estaba “fuera de sí”, comentó a propinarle puñetazos por toda la cara y la cabeza, varios de ellos en la boca, lo que le hizo sangrar abundantemente.

En un momento dado alzó con su mano derecha una botella de cerveza que portaba y golpeó a la joven en la cabeza, tras lo cual se marchó del lugar a la carrera.

Un centro sanitario certificó las contusiones de la víctima en el arco orbital, cejas, labio inferior y los hematomas en la cabeza.

La mujer declaró a la Policía que no fue la primera vez que vivía un episodio de esta índole, pues su ex pareja le propinaba puñetazos en el estómago y en otras partes del cuerpo pero nunca hasta ahora había  interpuesto denuncia.

También la amenazó “en infinidad de ocasiones”, muchas de ellas a través del móvil mediante mensajes de los que conserva capturas de pantalla para aportar al juez.

Puesto a disposición judicial, el titular del juzgado 5 de Dos Hermanas decretó contra el acusado una prohibición de aproximarse a menos de 700 metros de la joven, su domicilio o lugar de trabajo. El acusado declaró al juez que no recordaba lo sucedido debido a su consumo de alcohol y de cocaína.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios