Juzgado de Guardia

El abogado de la Manada pide una multa por el robo de las gafas de sol en San Sebastián

  • El letrado Agustín Martínez critica que la Fiscalía haya tardado cuatro meses en presentar su calificación.

  • El Ministerio Público pedía entre nueve y seis meses de cárcel por el delito de hurto.

Agustín Martínez, a su llegada a los juzgados. Agustín Martínez, a su llegada a los juzgados.

Agustín Martínez, a su llegada a los juzgados. / Juan Carlos Vázquez

La defensa de los miembros de la Manada José Ángel Prenda y Ángel Boza reduce a un delito leve de hurto el robo por parte de sus clientes de sendas gafas de sol en una óptica de San Sebastián, por lo que solicita que sólo deban pagar una multa y rechaza la pena de nueve meses de cárcel que solicita la Fiscalía.

El letrado Agustín Martínez ha criticado que el Ministerio Público haya tardado cuatro meses en presentar su calificación ya que el juzgado emitió el 8 de mayo el auto de procesamiento en el que le daba un plazo de diez días, cuestión por la que Martínez presentó en septiembre un escrito solicitando el sobreseimiento al no haber dirigido la Fiscalía acusación contra sus defendido.

Según el abogado, fue tres días después cuando el Ministerio Público presentó su escrito de acusación, conocido esta semana, en el que pide nueve meses de cárcel para José Ángel Prenda y Ángel Boza, y rebaja su solicitud a seis meses para el guardia civil Antonio Manuel Guerrero, al aplicarle la atenuante de reparación del daño causado, ya que reintegró una de las gafas robadas.

Los hechos sucedieron el 5 de julio de 2016, dos días antes de los abusos sexuales por los que la Audiencia de Navarra les condenó junto a los otros dos miembros de la Manada, Jesús Escudero y Alfonso Jesús Cabezuelo, a nueve años de prisión cada uno, una condena pendiente del recurso presentado al Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

Según la Fiscalía, sobre las 19:15 de aquel día, Prenda, Guerrero y Boza, actuando de común acuerdo y "guiados de un ánimo de enriquecimiento ilícito", accedieron a una óptica de San Sebastián y "valiéndose de la gran afluencia de clientes" en ese momento "se apoderaron, sin emplear fuerza en las cosas ni violencia en las personas, de cinco gafas de sol" de una conocida marca valorados en 865,85 euros, cuantía que piden que indemnicen a la óptica "conjunta y solidariamente".

Considera además que los tres procesados son responsables de un delito de hurto si bien la defensa sostiene que, aunque la óptica denunció el robo de 5 gafas, en la grabación aportada como prueba sólo se ve la sustracción de 3 y ninguna de ellas cuesta más de 400 euros, por lo que considera que sólo se les puede acusar de un delito leve de hurto a cada uno, al que corresponde una pena de multa.

También rechaza que se reclame a sus clientes indemnizar a la óptica por el valor de las cinco gafas ya que la aseguradora del local ya le repuso el dinero por lo que "en todo caso sería la aseguradora" la que tendría que reclamarlo y no se ha personado en el proceso, como tampoco la propia óptica.

Uno de los tres procesados, Ángel Boza, se encuentra también encausado por robo con violencia de otras gafas de sol y lesiones a un guardia de seguridad en un centro comercial de Sevilla, por los que se encuentra desde agosto en prisión y se enfrenta a una petición fiscal de cuatro años de cárcel y una multa de 300 euros.

El resto de los miembros de la Manada se encuentran en libertad provisional desde julio mientras esperan la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Navarra sobre su condena a 9 años por abusos sexuales a una joven en los Sanfermines de 2016, si bien deben acudir tres veces a la semana (lunes, miércoles y viernes) a los juzgados de Sevilla para firmar en cumplimiento de las medidas cautelares impuestas tras salir de prisión bajo fianza.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios