Familia

Abuelos idóneos para una nieta pero no para otra

  • Han criado a su nieta de 12 años desde bebé pero llevan 9 meses esperando su “idoneidad” para otra de un año

  • “Ha cambiado el Gobierno de la Junta pero no sus nefastos tics”, critica su abogado

Lucía y Matías, en el despacho de su abogado Lucía y Matías, en el despacho de su abogado

Lucía y Matías, en el despacho de su abogado

Unos abuelos que han criado a su nieta de 12 años desde que era un bebé luchan desde marzo  para que la Junta les reconozca como acogedores de otra nieta de un año y tres meses, con la que además tienen un régimen de visitas extremadamente reducido -la han visto seis horas en estos nueve meses- y la pequeña ya ni les reconoce.

Lucía es ama de casa y Matías está prejubilado en Telefónica. Casi desde que nació han cuidado a su nieta mayor, que ahora tiene 12 años y medio. La madre de la pequeña vivió con ellos unos años pero luego se fue con una nueva pareja, con la que tuvo a su segunda hija. Este bebé fue declarado en desamparo en marzo pasado, cuando tenía 6 meses y vivía con su madre en una casa de acogida.

Desde entonces han sido inútiles todos los intentos de recuperar a la pequeña, tanto por parte de los abuelos como por otra tía del bebé que está casada, trabaja y tiene dos hijos de 8 y 12 años.

La petición de idoneidad sigue tramitándose desde hace nueve meses. Los abogados de los abuelos, Gabriel Velamazán y Alejandro Gómez Luna, piden que, mientras se decide, el bebé se quede con ellos porque “no hay mejor prueba de aptitud que el hecho de que están criando casi desde que nació a su nieta mayor”.

Un dibujo de la niña de 12 años para su hermanita Un dibujo de la niña de 12 años para su hermanita

Un dibujo de la niña de 12 años para su hermanita

Piden al menos un régimen de visitas normalizado de tardes y fines de semana. Ahora tienen una hora al mes en un Punto de Encuentro, que empezó tres meses después del desamparo, por lo que solo han visto a su nieta  seis horas en nueve meses.

Lucía y Matías lamentan a este periódico que “les están robando” a ellos y a su nieta mayor “lo  mejor de la pequeña: sus primeras palabras, primeros pasos y primeros dientes” y temen que la tristeza que siente la mayor pueda afectar a su rendimiento escolar, ahora que ha empezado la ESO.

“Ya apenas nos conoce. Es injusto e inhumano que no esté con su familia”, lamentan.

“La Junta sigue con los tics heredados de dejar pasar el tiempo”

Los abogados de los abuelos creen que “ha cambiado el Gobierno de la Junta pero no se ha sacudido los peores y nefastos tics de la precedente: dejar pasar el tiempo y que se vayan consolidando relaciones de afecto a través de empresas subcontratadas”. Lucía y Matías “no tienen mancha alguna sino todo lo contrario: la Administración sabe perfectamente que están cuidando de forma intachable a su hermana mayor, de 12 años”.

“Está incumpliendo -afirman- toda la normativa nacional e internacional sobre el valor de los abuelos, el interés supremo del menor, la preferencia por la familia natural, la institucionalización mínima y el principio de no separar a los hermanos”.

“Están privando a la niña de su derecho a crecer con los suyos”, afirman, y extienden sus críticas al régimen de visitas de una hora al mes en un Punto de Encuentro: “un asesino que cumple condena en la cárcel tiene un vis-a-vis más generoso del que tiene esta familia”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios