Ley y arte

Profesionales judiciales sevillanos brillan en la música y la pintura

  • Un fiscal y un secretario judicial están entre las mejores voces del coro del Teatro de la Maestranza 

  • Sofía Duarte, ahora alto cargo en el ministerio de Justicia, ha hecho varias exposiciones como pintora

José Miguel Ortiz, caracterizado para una ópera en el Maestranza José Miguel Ortiz, caracterizado para una ópera en el Maestranza

José Miguel Ortiz, caracterizado para una ópera en el Maestranza

La Justicia y el Arte no están reñidos. Un fiscal sevillano, Antonio Caballero, y un secretario judicial, José Miguel Ortiz, están entre los mejores tenores del coro del Teatro de la Maestranza. Otro secretario judicial, Pablo Mesa, es bajo en el coro de cámara An Die Musik, con el que ha hecho varias giras por Alemania y Portugal.  

La secretaria judicial sevillana Sofía Duarte, ahora directora general de Modernización de la Justicia en el ministerio de Justicia, ha hecho varias exposiciones como pintora abstracta. No es la única, pues otros letrados de la Administración de Justicia llevan varios años dedicados a la pintura como hobby.

Coro An Die Musik Coro An Die  Musik

Coro An Die Musik / M. G.

La vida artística es sacrificada para los integrantes del coro del Teatro de la Maestranza. José Miguel Ortiz, letrado de la Administración de Justicia en el juzgado de instrucción 15, relata a este periódico que cada ópera supone “un trabajo agotador, la preparación puede durar hasta un mes y medio”. Primero tienen ensayos cada tres o cinco días hasta las 23:15 horas de la noche. Dos semanas antes del estreno empieza la preparación en escena todos los días, incluidos fines se semana. Los días previos es una febril actividad cantando con la orquesta y en el preensayo y ensayo general, ya acompañados de vestuario. Finalmente hay dos días de descanso hasta el estreno.

¿Cómo compatibiliza una actividad artística intensa con la vida del juzgado? “Es una válvula de escape de las tensiones laborales”, explica. El coro “no es incompatible con el trabajo serio y solemne de un juzgado. Es cuestión de cambiar el chip”.

José Miguel Ortiz fue definido por su maestro como un “tenor de gracia”, con facultades naturales por encima de la técnica. Pero no se siente tentado a dar el salto a la profesionalización y de momento sólo ha cantado como solista en bodas de amigos y reuniones familiares.

El coro del Maestranza “es el arte por el arte, saber que haces algo extraordinario, el placer de cantar, el gusanillo del público, los aplausos, la tramoya y todo el trabajo que hay detrás de cada representación”, explica a este periódico.

También disfruta de las “tablas y solidez vocal” que ha adquirido el coro, que no sólo canta sino que conoce la obra que interpreta, sus vicisitudes y su historia. El coro ha cantado en casi todos los idiomas, incluido el ruso y el polaco, y el director incluso les corrige la pronunciación en otros idiomas.

José Miguel llegó a Sevilla en el 2000 y al año siguiente entró en el coro del Maestranza, donde su primera ópera fue “Rigoletto”.

El fiscal Antonio Caballero es miembro del coro desde su fundación en 1995. No es sólo un reconocido tenor, sino que también cursó la carrera de solfeo y la especialización de dirección de orquesta

Otro secretario judicial, Pablo Mesa, ha impulsado algunos de los mejores grupos corales de la provincia hasta recalar en el coro de cámara An Die Musik (ADM). Fundado en 2008, hizo su primera gira en el extranjero en mayo de 2010 con la Orquesta de Cámara del Aljarafe. Entonces viajó a Portugal y en octubre de ese año a Alemania, donde ofreció un concierto en la iglesia de San Miguel de Hamburgo con un repertorio de polifonía íntegramente española.

   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios