Error judicial Intentan juzgar por duplicado a un acusado de maltrato

  • La agresión por la que iba a ser juzgado ya había sido sentenciada hace unas semanas

Audiencia de Sevilla Audiencia de Sevilla

Audiencia de Sevilla

La Audiencia de Sevilla fue escenario este jueves un particular error judicial, del que se dio cuenta el propio tribunal que debía enjuiciarlo: un hombre acusado de maltratar a su ex pareja iba a ser juzgado también por la agresión a un amigo de la mujer, a quien rompió el bazo. Pero ese segundo ataque ya había sido juzgado y sentenciado hace unas semanas por otra sala de la misma Audiencia, que le impuso tres años de cárcel. 

Por tanto, el magistrado presidente del tribunal lo declaró este jueves “cosa juzgada”  y solo se celebró la vista respecto a la agresión contra la mujer, que aún no había sido enjuiciada. 

José Antonio R.O., de 32 años, estaba imputado por dos agresiones cometidas el mismo día: a su ex compañera la agarró por el pelo, la tiró al suelo y la arrastró unos metros. Por este delito le pedían un año de cárcel.

A un amigo de la mujer que salió en su defensa, el acusado le propinó un fuerte golpe con una piedra en el costado, lo que le hizo caer al suelo, y una vez allí José Antonio le siguió dando patadas y puñetazos. La víctima sufrió rotura traumática del bazo que obligó a su extirpación y fractura de tres costillas. Por este delito de lesiones con pérdida de un órgano principal, la Fiscalía solicitaba cinco años de cárcel.

En un principio los dos ataques fueron calificados de forma conjunta por la Fiscalía. Pero luego el Juzgado de Violencia sobre la Mujer 2 de Sevilla se percató de que la agresión contra la ex pareja debía ser enjuiciada en la sala de la Audiencia especializada en Violencia de Género y las lesiones a su amigo por un tribunal ordinario.

En consecuencia, José Antonio fue juzgado hace unas semanas por la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla, donde aceptó una condena de tres años de cárcel, frente a los cinco que pedía inicialmente la Fiscalía.  

En el juicio celebrado este jueves en la Sección Cuarta también hubo conformidad y la Fiscalía rebajó el año de cárcel que reclamaba por un delito de lesiones en el ámbito familiar a  9 meses, lo que fue aceptado por el procesado. Respecto al año de prisión que pedía la Fiscalía por quebrantamiento de la medida de alejamiento, quedó en una condena de trabajos en beneficio de la comunidad.

La agresión ocurrió en Camas a las 22.15 horas del 11 de julio de 2018, cuando la mujer se encontraba en una plaza con unos amigos.  Pese a que tenía una orden de alejamiento, José Antonio se acercó a su ex pareja, la escupió, le agarró por el pelo, la tiró al suelo y la arrastró. 

Al hombre que salió en su defensa, le dio un fuerte golpe en el costado con una piedra, causándole rotura traumática del bazo y fractura de tres costillas. Cuando cayó al suelo, le siguió dando puñetazos y patadas y le golpeó la cabeza contra el suelo. La víctima tuvo que ser intervenida para extirparle el bazo, quedó con cicatrices en la cara y tuvo 65 días de pérdida de calidad de vida hasta su recuperación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios