Jurisdicción mercantil La Audiencia recibe más asuntos de los que puede atender “con la dedicación exigible”

  • El juzgado de cláusulas suelo de Sevilla empezó el año con 17.651 asuntos pendientes

  • La Audiencia sentenciará en noviembre de 2020 pleitos iniciados en 2014

Un juzgado especializado en cláusulas suelo Un juzgado especializado en cláusulas suelo

Un juzgado especializado en cláusulas suelo

La sala de la Audiencia de Sevilla especializada en materia mercantil y cláusulas suelo advierte a los abogados que preguntan por el retraso de su pleito que “desde hace varios años registra más asuntos de los que pueden resolver sus magistrados con la dedicación y atención exigibles”, en una situación que “no tiene visos de corregirse a corto o medio plazo”. Por el contrario, es previsible que los plazos para resolver un asunto “se incrementarán”.

La Sección Quinta de lo Civil empezó 2020 con 1.711 asuntos pendientes de resolver, que se redujeron a 1.588 a finales del primer trimestre y a 1.388 a finales del segundo trimestre. Pero esta tendencia a la baja es un espejismo: responde a que el atasco se sitúa ahora en el juzgado número 29, especializado en cláusulas suelo, que empezó el año con 17.651 demandas pendientes de tramitar.

El tribunal de apelación ha optado por dar una explicación a los abogados que, después de una espera habitual de un año, siguen sin tener fecha para la votación y fallo de su recurso.

Les indican que, desde hace varios años, la Sección Quinta registra más asuntos de los que anualmente pueden resolver sus magistrados “con la dedicación y atención exigibles, sin que se hayan atendido sus peticiones de ampliación de las secciones o refuerzo de magistrados”. En total, el tribunal dispone de cuatro magistrados, un letrado de la administración de justicia y nueve funcionarios.

La situación se ve agravada por “el extraordinario incremento de los asuntos relativos a condiciones generales de la contratación”, que llevan en exclusiva dentro de la Audiencia provincial.

Mucho más de un año desde la entrada de un asunto hasta su resolución

Por ello, comunican a los abogados que “el tiempo aproximado entre el registro de un rollo y el señalamiento de la deliberación es muy superior a un año”, en un proceso en el que “se respeta estrictamente el orden de registro de los asuntos” con la única excepción de los declarados expresamente urgentes por ley, en los que la convocatoria suele hacerse a seis meses vista.

En contra de la práctica en otros tribunales, donde se están fijando ahora juicios para dentro de tres y cuatro años, la Sección Quinta señala y comunica las vistas con dos meses de antelación para que los abogados puedan preparar su intervención pero al mismo tiempo evitar “perjuicios a las partes en caso de incidencias en la composición de la sala” derivado de la enfermedad de algún magistrado, según sus providencias.

La productividad de la Sección Quinta alcanzó en el tercer trimestre de 2019 el 175% de su módulo de asuntos, en el último trimestre de ese año fue del 144% y en primer semestre de 2020 alcanzó el 221% de su módulo de asuntos.

Según fuentes judiciales, en este mes de noviembre resolverá los recursos ordinarios que llegaron a la Audiencia en enero de 2019. Por ejemplo, una demanda que entró en el juzgado en julio de 2017 fue sentenciada en septiembre de 2018, el recurso llegó a la Audiencia en enero de 2019 y su sentencia se va a producir en noviembre de 2020. Una materia preferente como el recurso contra un auto de declaración de un concurso llegó a la Audiencia en febrero de 2020 y se va a resolver en noviembre.

Sin embargo, todavía queda algún recurso por cláusulas suelo iniciadas en el juzgado de lo Mercantil, antes de la creación de los juzgados especializados, que acumulan un retraso más significativo: una demanda iniciada en 2014 llegó a la Audiencia en enero de 2019 y será sentenciada en este mes de noviembre, con seis años de retraso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios