Falsedad y estafa

Condenado el ex delegado de Dragados por encargar reparaciones ficticias de 453.481 €

  • Entre los gastos que cargó figuran los materiales para su propio chalet

  • El Parlamento de Andalucía y el hipódromo de Dos Hermanas, entre las obras afectadas

El Parlamento de Andalucía fue destinatario de una de las reparaciones innecesarias El Parlamento de Andalucía fue destinatario de una de las reparaciones innecesarias

El Parlamento de Andalucía fue destinatario de una de las reparaciones innecesarias

La Audiencia de Sevilla ha condenado a cuatro años y nueve meses de cárcel a José María B. B., que fue  delegado territorial de la constructora Dragados S.A. en Andalucía entre 2001 y 2009, por encargar un total de 453.481 euros en obras innecesarias cuyo objetivo era su propio enriquecimiento. Entre otros, cobró a su empresa los materiales de saneamiento para el chalet que se estaba construyendo en Conil de la Frontera.

La sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia, a la que tuvo acceso este periódico, indica que el acusado, aprovechando las importantes facultades de decisión y gestión que le otorgaba su alto rango “y con el propósito de enriquecerse” puso en marcha un plan orientado a provocar que su empresa “realizara importantes desembolsos de dinero por obras que, en verdad, no se realizaban o que, realizándose, “eran ajenas al objeto social o interés de la empresa y redundaban en provecho particular del acusado, con el consiguiente incremento de su patrimonio”.

.Junto con el delegado territorial son condenados Francisco T.B. (un año de cárcel) y Enrique S.D. (ocho meses), subordinados suyos en Dragados cuya “imprescindible colaboración” permitía aprobar las facturas, y los contratistas Francisco C.G. y José Antonio O.M. (cuatro meses de cárcel a cada uno).

Una de las dinámicas utilizadas, según relata la sentencia, era simular la realización de ampliaciones de obras sobre adjudicaciones previas de Dragados de manera que, estando ya finalizada e íntegramente ejecutada una obra, y por tanto en periodo de garantía, se ponía en marcha una contratación adicional ficticia por  deficiencias necesitadas de urgente reparación.

En otras ocasiones, se compraban a nombre de Dragados suministros que se aparentaban como destinados a una obra de la empresa y sin embargo eran destinados a obras particulares o a usos distintos.

Uno de los proyectos afectados fue la sede del parlamento de Andalucía en Sevilla, donde Dragados fue adjudicataria de unos trabajos que concluyeron en 2004. En desarrollo del plan expuesto, el acusado José María B. B. simuló la necesidad de reparaciones urgentes por quejas de filtraciones en el sótano.

En este caso actuó en connivencia con el acusado Francisco T. B. que emitió varias facturas. En el hipódromo de Dos Hermanas, Dragados entregó la obra en octubre de 2004 y "dentro del plan trazado", Francisco T.B. simuló la existencia de desperfectos en los baños  precisados de reparación.

En 2008, el principal acusado compró materiales para su chalet en Conil de la Frontera y los cargó a Dragados con la connivencia de Enrique S.D., encargado de una  promoción de viviendas que la empresa constructora llevaba a cabo en aquella época en la localidad gaditana. Conil.

José María B. B. es condenado por delitos de estafa y falsedad a cuatro años y nueve meses de cárcel y multa de 1980 euros. Junto con los demás acusados deberá indemnizar a su empresa en 453.481 euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios